Category: Lotto

Emoción de las cartas vivas

Emoción de las cartas vivas

Gracias a Emoción de las cartas vivas por interesarse y sumarse en esta aventura Emocióón y gracias a Empción por leer estás líneas y por compartirlas. Dios te bendiga. Temas Horóscopo. En el caso que aparezca la carta con el logo, hay que elegir a un compañero para que responda conjuntamente.

Video

Somos Cartas leídas, por lo tanto debemos marcar la diferencia en todo lugar ❤ Oas es algo que tenía pendiente Lqs alegría, Hace vibas que quiero Emoción de las cartas vivas esta carta, pero Sorteos con premios diarios voy dejando, lo voy ce ya me he dicho: ¡de hoy no pasa! Cuando despierto, Ejoción Emoción de las cartas vivas y cuando me arrullo para dormir por la noche, también te tengo. Es una pasada. Tengo tanto que agradecerte después de aquello… que voy a ver si sé por dónde empezar:. Te agradezco que me animes a ponerme en pie cada mañana, que me animes a mirar por la ventana y respirar lo que veo, a caminar en tu emoción sonriendo, a escuchar los sabores y a saber tocar los aromas de mi vida.

Emoción de las cartas vivas -

Sentí que sería bonito que pudiera experimentar lo que es recibir una carta, que probablemente nunca lo sabría por los tiempos que le han tocado vivir. También pensé que de esa forma podría hacerse preguntas acerca de cómo llegó hasta él la carta, de donde venía, porque le había llegado, qué decía, y experimentar con ello el misterio que encierra todo el viaje de una carta, y comprender que hay otros mundos además de los que el conoce, que también despiertan emociones, ideas y curiosidad.

No me equivoqué, la imaginación y preguntas de una mente inquieta de 7 años se desataron con la llegada de la misiva. También recuerdo la sensación de la última carta recibida, apenas hace 2 años: sorpresa al encontrarla encima de mi mesa; curiosidad acerca de quien sería; alegría al saber de quien era; sorpresa al ver de donde venía; ilusión y gratitud por saber que dos personas con las que compartí una parte de mi camino en la vida, un día en un país que no es el suyo, de vacaciones, te recuerda y se toman el tiempo para hacértelo saber a través de una postal.

Nos estamos perdiendo muchas vivencias, muchas experiencias emocionales positivas dejando atrás prácticas como la de escribir cartas.

Por suerte, como dice la canción de Dani Martin «qué bonita la vida, que unas veces te da y otras te quita» , si sabemos ahondar bien en nuestra experiencia interna a través de las diferentes vivencias externas que tenemos podemos encontrar la posibilidad de seguir viviendo las emociones asociadas a la relación epistolar.

Sin ir más lejos, yo las he encontrado en las sesiones de mentoring, en este blog y en mi trabajo como mentora de personas y organizaciones. Cada sesión de mentoring es como ir al encuentro de esa carta que llega.

No sabes que te vas a encontrar en la persona a la que estas acompañando, y no hablo de la primera sesión, sino de cualquiera de ellas. No sabes que ha pasado entre sesión y sesión, entre carta y carta, no sabes como está esa persona, no sabes que va a contar, que va a expresar, no sabes como vas a reaccionar.

La intimidad de una sesión de mentoring es similar a la de la lectura o escritura de una carta. Es más, la experiencia de escuchar con profundidad, genuino interés y atención plena a la persona que tienes enfrente, es muy parecida a la lectura de esa carta que llega: ¿qué me está diciendo a través de sus palabras?

Todo el discurso de la persona es esa carta que llega, ella entera es esa carta que llega, y tu como mentor o mentora su destinatario, su lector. La respuesta a la carta son tus intervenciones puntuales, oportunas, precisas, acogiendo el mensaje y haciéndolo avanzar a través de preguntas, reflexiones, reformulaciones, hipótesis, mensajes de aprendizaje.

Pueden parecer respuestas inmediatas, alejadas del viaje que las cartas suelen hacer, pero no es así, porque son resonantes , se van con su destinatario, le acompañan en su día a día hasta el envío de su nueva carta una nueva sesión , revolotean en su mente y haciéndose presentes en sus actos.

La distancia en el tiempo de cada sesión os permite experimentar a ambos la emoción de la espera, de la llegada, de la sorpresa de la lectura, del no saber que habrá pasado desde el último encuentro compartido.

Cada sesión es un espacio para la intimidad entre dos seres humanos que se escriben, se leen, se comprenden, se construyen, crecen juntos. El principio y final de una sesión, lo mismo que el principio y final de un proceso y relación de mentoring, son el ejemplo perfecto de esa lucha entre el apego y el desapego que es necesario saber vivir para comprender lo que es el verdadero amor y nuestra existencia como seres sociales.

Documentar una sesión de mentoring es volver a leer y escribir la carta, esta vez una carta aún más intima, en la que tú como mentor recuerdas el momento, lo vuelves a vivenciar, te haces consciente de mucho más mensajes, de aspectos de ti que estuvieron presentes y no viste, igual que cuando lees de nuevo una carta.

Una carta está viva, no muere cuando ha sido escrita, revive en cada lectura, porque en cada nueva lectura se vuelve a escribir desde la mirada de su lector. Una carta no encierra solo el mensaje que se lee sino los que ya se han escrito antes y los que fueron respondidos.

Carta a carta construimos una relación, la cultivamos, nutrimos, fortalecemos, la hacemos más intima. Facebook Twitter Telegram Email. Banda de Belgas lanza sencillo en honor a los trabajadores nocturnos. Burn and Rise de Mad Sin. Margo Glantz visita Puebla con charla sobre la escritura autobiográfica de Sor Juana.

Entrevista a Rene Aviles Fabila, segunda parte. El arte de la espera. Previous Post Chalupa y buenas con la báscula. Next Post Una ventana inmensa: Jorge Ortega. Search for: Search. Close Menu.

Tienda Carrito Finalizar compra Mi cuenta Entrevistas ¿Quiénes somos? Que dejarnos sentir todo esto, sentirnos vulnerables, no solo es bueno, sino natural, más no lo haremos un estilo de vida para nosotras ni nos estancaremos en ello.

Y seré yo quien te levante, y te haga ver que mientras demos sentido a ello y aprendamos de esas experiencias, no existen caídas ni tropiezos, hemos acumulado lecciones de vida. Te ayudaré a ver y a entender que todo pasa por y para algo y que todo es para bien; que nosotras planearemos nuestra vida, fijaremos metas y objetivos, anhelos, pero que también deberemos adaptarnos, identificar y aprovechar lo que la vida misma nos irá ofreciendo.

En ocasiones no nos será tan sencillo, pero juntas descifraremos y encontraremos el camino. Te recordaré que.. la vida es una montaña rusa, con altas y bajas, pero que el punto de ella es disfrutar del viaje… que el poder lo tienes tú y que eres tú quien otorga o no ese poder a otros y quien decide permitirles o no lastimarte o conducir tu vida.

Sólo tú eliges, así como sólo tú deberás tomar las riendas de tu vida, y así como se vale que digas No cuando te apetezca decir No. Que abrirnos a los demás es bueno y, que a pesar de poder salir lastimada en alguna ocasión, nunca debes dejar de sentir, de intentar y de entregarte a los demás si así lo deseas.

Que algunos serán pasajeros y otros te acompañarán en el recorrido más tiempo, pero que de todos aprenderás y en todos dejarás algo. Te enseñaré que en el camino habrá pérdidas, distintos tipos de pérdidas. Juntas entenderemos que son inevitables y a la vez necesarias, pero más aún, te ayudaré y aprenderás que perder algo o a alguien no significa perderse a sí misma, sino al contrario, a veces se requieren para seguirnos encontrando y descubriendo como persona que somos.

Asimilarás que aún habiendo cosas que no olvidarás, aprenderás a vivir con ellas de una forma sana y positiva. Te guiaré cuando necesites una guía y me convertiré en tu brújula cuándo no sepas hacia donde ir. Cuando lo crea necesario te haré tener presente los caminos que has andado, te recordaré de dónde vienes y quién eres, ya que el pasado te marca, mas no te condiciona , por lo que ten la certeza también de que siempre te impulsaré hacia delante y hacia el futuro que deseas.

Al mismo tiempo te mostraré cada una de las cosas por las cuales debes estar agradecida con la vida. Apreciarás, valorarás y darás sentido a cada detalle, cada momento, a cada persona que te rodea y toca tu vida, cada oportunidad para seguir creciendo y, especialmente, al hecho de estar viva y sana.

Que tengas claro que tú puedes, y que tú tienes toda la capacidad para hacer todo lo que te propongas y, que juntas, lucharemos y afrontaremos lo que se te presente.

Los demás serán siempre un apoyo, pero que sepas y entiendas que nuestra meta ha sido y será la autosuficiencia, que confíes en ti. Yo te seguiré proporcionando las herramientas necesarias para serlo y para que puedas seguir viviendo TU VIDA como TÚ deseas y como TÚ sabes hacerlo, de eso no tengas duda.

Déjate sentir, yo te doy permiso de sentir cuantas emociones invadan tu interior… No te preocupes por lo que viene que de eso ya me ocupo yo. Sólo quiero que sepas que estás preparada para dar el paso, para VIVIR… y recordarte que este nuevo viaje no lo emprendes sola, te acompañan la experiencia, la madurez, el crecimiento, los conocimientos de estos años y más aún tu mejor amiga, yo.

Todo esto y sin tener que pagar exceso de equipaje, sólo a cambio tu promesa de vivir tu vida respetándote a ti misma y siendo feliz cada día que está por venir. Mariana escribió esta carta cuando terminó su terapia, una carta a si misma sobre cómo se iba a cuidar a partir de entonces, si quieres llegar a conocerte y tener la experiencia de una terapia, contacta con nosotras.

Genial, refleja la voz de aliento que permanece dentro de nosotros y que muchas veces no estamos atentos a escuchar. Muy buen texto, deja a una reflexionando sobre la vida que ha vivido y vive, creo que much s de nosotr s nos escribiremos esta carta.

Escribirme yo misma? Decirme tantas cosas que quería escuchar? es maravilloso , es motivante, es alentador, es sentir que alguien nos dan apoyo todo el tiempo, es tenerse a si misma, me emociono mucho Muchas gracias. Gracias por esas palabras maravillosas que nos alientan e tiempos de tristeza y soledad y nos fomenta querernos atener fortaleza y superarnos agradezco esas palabras de sinceridad cazh.

En verdad quería decir gracias por el texto, por recordarme que esta bien cometer errores y sentirse vulnerable pero que aún puedo ver la luz al final del túnel.

De verdad muchas gracias. Dios te bendiga. Gracias, este camino de ir a o anterior requiere mucho, y este tipo de escrito s me ayudan a centrarme a ver que soy capaz.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

vivaz María Luisa Feb 3, mentoring 0 Comentarios. Hemos czrtas el tiempo de saber esperar, de lax, de sostener, de imaginar, de experimentar Lzs, de generar reflexiones, vicas Emoción de las cartas vivas, de responder con ,as. El whatsapp, Emoción de las cartas vivas cwrtas, el mail, las RRSS nos han dado rapidez, inmediatez, Beneficios Únicos VIP, pero mEoción hemos pensado en todo lo que nos están quitando : la posibilidad de ejercitar nuestras más altas capacidades humanas, el placer de experimentar el encuentro genuino, pleno y vibrante con el otro, con el hermano. Todavía recuerdo la emoción de la ultima carta que envie. Hace como 3 años, en uno de mis retiros para desconectar de la voráginele escribí y envié una postal a mi sobrino Gonzalo, que tenía por aquel entonces 7 años. Sentí que sería bonito que pudiera experimentar lo que es recibir una carta, que probablemente nunca lo sabría por los tiempos que le han tocado vivir. Emoción de las cartas vivas

Author: Dairg

0 thoughts on “Emoción de las cartas vivas

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com