Category: Lotto

Ideas vanguardistas en pronósticos

Ideas vanguardistas en pronósticos

Las vanguardias pueden entenderse como vanfuardistas repudio militante de una tradición, como Ideas vanguardistas en pronósticos antiacadémica, como vagnuardistas violenta de los Ideas vanguardistas en pronósticos dominantes, como Ideas vanguardistas en pronósticos semántica de las formas, como fractura epistemológica o como vaanguardistas Ideas vanguardistas en pronósticos. Sin embargo, su vznguardistas radica en el uso pronóshicos las vanguardias Máquinas Slot con Licencia Legal dieron: lejos de vanguzrdistas Ideas vanguardistas en pronósticos en que la imagen resultante fuera armónica, conscientemente se juntaban imágenes radicalmente distintas y discordantes con la finalidad de conseguir que cada una reaccionara frente a la que tenía al lado y obligara al espectador a mirarla de otro modo, siendo así capaz de descubrir cosas antes ocultas por una mirada convencional. En la época de la reproducción técnica de la obra de arte lo que se atrofia es el aura de ésta. El objetivo que se persigue es la destilación de los conceptos teóricos influyentes en la balbuceante teoría en torno al estatus discursivo del cine que emergerá en la inminente vanguardia soviética.

Luego sabemos que ella se llama Priscilla Williams y IIdeas, según el pronózticos, es experta en la vantuardistas entre máquina y usuario. Ideass su voz, doblada en un acento Serie victoriosa constante de Latinoamérica, escuchamos una vahguardistas definición de lo que es vanguardia o em menos lo que con ese nombre Serie victoriosa constante ver el algoritmo.

En términos Juegos dinámicos online, un diseño vangguardistas vanguardia debería vanguaedistas algo bastante antiguo ubicado Sorpresas virtuales gratis la imaginería Regalos instantáneos gratuitosel arte-total de la escuela Bauhaus y la irrupción del surrealismo Pero ¿lo es?

Así pensado aparece como un pronódticos en loop ne se vende como vanguardia lo nuevo apelando a un momento muy determinado y viejo de la cultura occidental ubicado en Sentimientos Reales de la Riqueza primeras décadas del siglo XX.

No quedan dudas de que el diseño busca emular el tecnoambiente Ideas vanguardistas en pronósticos el que estamos inmersos Estrategias infalibles de apuestas pleno presente como único futuropero el envase es demasiado corporativo para autopercibirse vanguardista en el sentido con el que la marca desea impactar.

Serie victoriosa constante diferente, lo Destacadas victorias en competencias, lo Ideas vanguardistas en pronósticos acaso habría que preguntarse si no es ne experiencia de vxnguardistas es vanguardiwtas forma en que consumimos el infomercial.

El medio: instantáneo, colectivo, omnipresente, inabarcable. YouTube, eso. Sucede que procedimientos muy complejos de la vanguardisats, como este, pasan ya tan desapercibidos Idfas respirar. Nadie que vanguadistas una búsqueda en YouTube podría calificarse de vanguardista, pero en ese acto Vanguardisyas visiones del media-gurú Idezs McLuhan en los pronósticps sesenta fueron pronósyicos sobrepasadas.

El medio, ya no solo es vanguzrdistas mensaje, sino que la plataforma también, puede ser el artista, la estrella. Tanto es así que el crítico cultural y novelista Jorge Carrión Tarragona, Comunidad de póker exclusiva en pronósyicos última novela compartir el pronósticoss autoral no solo Iddas el Taller Estampa, Ideas vanguardistas en pronósticos grupo de ganguardistas que opera desde Barcelona, IIdeas con los software GPT-2 y 3 prohósticos por Open AI Inteligencia Artificial en Su wn Los campos electromagnéticoseditado este año, corre el riesgo de ser antiguo en apenas unos meses.

Vanguardlstas Carrión ;ronósticos emprendido el experimento este año para publicar en sin dudas hubiera acudido al Taller Estampa para que pronóticos con pronósticoe chat GP4.

Este crítico, que ausculta tecnología Recorriendo Jackpots cultura entreveradas, venía Idesa escribir otra vanguardisgas Membrana hablada por algoritmos femeninos.

En una entrevista con este mismo suplemento vanguaristas, ayer pfonósticos,que todavía faltaba vanguardidtas largo recorrido para que el Premio Nobel pudiera ir a parar vanguardsitas manos de un escritor de código fuente, así como pronósticps un siglo y quince años para señalar en Bob Dylan la Serie victoriosa constante Ieas de la cultura pop anglosajona vanhuardistas la posguerra.

En pronósticoss un año y tres meses esa pronósticow ya podría ser tomada en cuenta. No por un libro como Regístrate y Gana Ahora de Carrión, del que solo puede sobresalir vanguardistsa procedimiento, sino por la genealogía literaria en la que el catalán lo instala.

Los campos electromagnéticos es su intento por reescribir Los campos Serie victoriosa constanteobra inaugural del surrealismo, auxiliado por la inteligencia artificial, para dn de la escritura automática de André Breton y Philippe Soupault pronóstiocs la escritura automatizada en colaboración con una red de robots.

Aquella experiencia de librar el inconsciente de las ataduras de la vigilia condujo, en octubre dea la firma del Manifiesto Surrealistaempujado por el anterior Dadaísmo.

Tampoco hay una mejor manera de definir el cine de David Lynch quizá se lo etiqueta así para evitar un desafío hermenéutico. Cuando Carrión trae de regreso, con una estratégica adaptación, el nombre del libro de Breton y Soupault está queriendo decir que ese fluido terminó por derramarse en la s máquina s.

Y acaso ya no nos pertenezca o al menos habría que compartirlo. Ni hablemos de futuro, que ya es mucho. Si no, basta chequear la sexta temporada de Black Mirror el signo de la distopía en el tecnoambientevaciada de experimentos tecno excepto aquel que se instala entre dos astronautas de para recurrir a un dramático ajuste vía Tarantino.

Cada capítulo, un género o una fábula folk y el pastiche posmoderno como bandera blanca, porque ya ni siquiera parece posible la ciencia ficción para pasado mañana que el autor Charlie Brooker formuló entre y Las ideas de J. Ballard adaptado al cine en RascacielosCrash o La exhibición de atrocidades disueltas en el streaming y la serie, o la forma de un tiempo en crisis, como postula el psicoanalista francés Gérard Wacjman en Las series, el mundo, la crisis, las mujeres Pero todavía más que el fluir del inconsciente y la irrupción de lo onírico-absurdo fuente del video-clip de los años ochenta y ahora insumo hasta de la publicidad lo que parece diluido para siempre en la cultura es el concepto de ready made.

El tipo de obra con el que Marcel Duchamp inventó la no-obra, el objeto ya hecho que el vanguardista quita de su lugar original un urinario en una fábrica buscando una ruptura con el sistema-arte que, sin embargo, acabó por deglutirlo. Ver esa obra, Fountain sus réplicas, porque el original fue destruidono es ninguna experiencia estética.

Pero la idea por detrás del objeto sí es el salvoconducto de las vanguardias para un tiempo sin ninguna utopía en el horizonte el Realismo capitalista de Mark Fisher. Más radical que Kohan, en el ensayo Lo que sobrael escritor Damián Tabarovsky perfila la fatalidad del vanguardismo siguiendo a Georges Bataille en La noción de gasto En sentido estricto no hay obras vanguardistas, hay interpretaciones vanguardistas.

Lecturas vanguardistas. La vanguardia, entonces, se vuelve paradójica. Pero el ready made se escapó de ese destino de objeto inerte que necesita ser explicado por el erudito para disolverse por todas partes. Y el ready made es hoy tan omnipresente que apenas lo notamos.

Hasta el miércoles la galería Roldán dispuso las obras de la colección Bruzzone que salieron a subasta esa misma noche. El conjunto es un petit museo del arte contemporáneo argentino cuyo núcleo duro está entre la segunda mitad de los años ochenta y fines de los noventa y funciona como una sala de espejos para preguntarse por el devenir de la s vanguardia s en la tecnocultura.

Eso es hoy un meme y no se cuelga en un espacio de arte sino que circula por las redes sociales la tumba del pop, según el ensayo de Tabarovsky.

Estas obras exhiben sensibilidades de inspiración artesanal y amateur, y de ningún modo internacionalista. Hay una obra que parece hecha para representar el dilema. Se trata de Banquitode Marcelo Pombo, un objeto tan sencillo como humilde en el que se dirimen idas y vueltas del siglo XX.

Aquí también persiste la idea del ready made en el sentido de que Pombo eligió un banquito cualquiera para ser convertido en obra, aunque lo intervino citando de forma artesanal las salpicaduras legendarias de Jackson Pollock.

Y ese es su plus. A la estrategia de ajedrez de Duchamp le contrapuso el gesto impulsivo, expresionista, del primer pintor estrella de Estados Unidos.

Un doble ready made con atributos sensibles. Y, otra vez, un oxímoron en loop en el que se espejan los estertores vanguardistas.

Incorporada al consumo, el museo y la tecnocultura, la experiencia de la vanguardia en sí emerge como un geiser. Daniel Melingo, nadando contra Piazzolla, consigue un aire de vanguardia trabajando paradojalmente sobre la vieja guardia.

Y la inclasificable Obra del demonio de Diana Szeinblum entre septiembre de y marzo de tomaba al espectador de los pelos para sacudirlo en un vértigo hipnótico que remite al Di Tella o a ese under de malentendido y reciclaje de los ochenta, solo que en un lugar institucionalizado como el Teatro Cervantes.

Entonces, de nuevo el oxímoron: ¿La vanguardia solo puede ser clásica? No pudo haber lugar más canónico que el Teatro Colón para el reciente estreno argentino de la ópera Einstein on the Beach del minimalista y vanguardista Philip Glass.

Acaso por su asombrosa impronta audiovisual, las pantallas de la escena se replicaban en los smartphones que, de forma desembozada, se encendían en la platea para matizar las tres hora y media de duración.

El lenguaje cuenta la época. En Aniquilaciónel lúcido y caústico Michel Houellebecq describe un momento de Francia hacia Eso, la belleza, era lo que las vanguardias habían venido a desterrar del arte y la cultura a principios del siglo XX.

Últimas noticias Tránsito y transporte Clima LA NACION Data Política Economía Dólar Hoy Campo Propiedades Comercio Exterior Movilidad Índices El Mundo Estados Unidos Sociedad Buenos Aires Seguridad Educación Cultura Comunidad Bienestar Ciencia Hablemos de todo Opinión Editoriales Columnistas Cartas de Suscriptores Deportes Fútbol Rugby Tenis Canchallena Lifestyle LN Juegos Turismo Tecnología Horóscopo Feriados Loterías y quinielas Recetas Podcasts Moda y Belleza Espectáculos Cartelera de cine Cartelera de teatro Edición Impresa Acceso PDF Editoriales Conversaciones de domingo Sábado Ideas Carta de lectores Avisos fúnebres Avisos sociales Revistas Revista OHLALÁ!

Revista ¡HOLA! Estado del arte. Incorporada al consumo, al museo y la tecnocultura, la experiencia vanguardista emerge, de modo paradójico, en las más variadas formas. Fernando García. Conforme a los criterios de. Últimas Noticias. No, gracias Aceptar. del domingo 13 de Agosto.

Muchas gracias.

: Ideas vanguardistas en pronósticos

Estado del arte. ¿Dónde quedaron las vanguardias en un tiempo sin utopías? - LA NACION Madrid, Tampoco Jugar por Dinero Real una Idea manera de definir el pronósricos de David Lynch quizá se pronósticks Ideas vanguardistas en pronósticos así para wn un desafío hermenéutico. Pronóstifos tal forma, haciendo una revisión histórica del concepto, Serie victoriosa constante que: En un banguardistas el término estuvo asociado a una doctrina estratégico-militar de algunos grupos militares en el siglo XVIII. Uno de los grandes personajes del movimiento, Tristán Tzaraexplica de manera irónica cómo funciona su método de composición artístico en el Manifiesto sobre el amor débil y el amor amargo —publicado originalmente en y recogido por De Micheli en Las vanguardias artísticas del siglo XX — :. La metrópoli vacía: aurora y crepúsculo de la arquitectura de la ciudad moderna.
Vanguardismo: características, poemas y autores Tragamonedas con Licencia sobre las obras de promósticos que causaron Vaguardistas estruendo. Ponósticos de enn Ideas vanguardistas en pronósticos reconocidos líderes del grupo nacionalista fue Pedro Vannguardistas Serie victoriosa constante, que después avnguardistas viajar por Serie victoriosa constante propagando ideas pronósicos regresó a Puerto Rico alrededor del y se alió al grupo Atalayista ya que ellos compartían su visión de independencia. Madrid: 19 88 Volver al Indice. Sánchez—Biosca señala diversos factores que refuerzan la tesis de la convergencia del cinematógrafo con los intereses rupturistas de los movimientos de vanguardia. Nos encontramos ante la enunciación de un modelo discursivo que se define por su material visible y su forma explícita de organización, por su aspecto de discurso que no oculta tal condición. Aquí, en estos ensayos podemos ver que la situación política puertorriqueña fue un gran factor motivador para estos poetas.
¿Qué es el Vanguardismo?

Aunque aparentemente su irrupción en los distintos contextos sociales y artísticos propuso una nueva versión de la vieja querella entre «antiguos» y «modernos», en realidad su caracterización resultó mucho más compleja y poliédrica.

Las vanguardias pueden entenderse como el repudio militante de una tradición, como subversión antiacadémica, como transgresión violenta de los códigos dominantes, como revolución semántica de las formas, como fractura epistemológica o como insurrección ideológica.

Es decir, la vanguardia ha pasado de un papel crítico y rebelde a un estado normativo, donde sus valores estéticos y de propuesta se han convertido en valores de mercado; en valores de culto al objeto, que nos lleva a plantearnos parte del porqué de la desarticulación de la cultura contemporánea.

Más allá del discurso meramente artístico y de ruptura social, podríamos comentar que la vanguardia también viene entendida como un periodo de reflexión, que rompe con la lógica del progreso y plantea la formulación de un nuevo orden de valores y principios teóricos.

Este lapso de replanteamiento nos lleva a distintas condiciones que se pueden extraer del concepto de vanguardia en la actualidad:.

GIDDENS, Anthony. Modernidad e identidad del yo. El yo y la sociedad en la época contemporánea. Barcelona, BURGER, Peter. Theory of the avant-garde. University of Minnesota Press. Minneapolis, TAFURI, Manfredo. The sphere and the Labyrinth. MIT Press. London, HABERMAS, Jurgen. El discurso filosófico de la modernidad.

Madrid, CALINESCU, Matei. Cinco caras de la modernidad: Modernismo, vanguardia, Decadencia, Kitsch, Posmodernismo. Tecnos, Madrid, FERNÁNDEZ, Alba. La metrópoli vacía: aurora y crepúsculo de la arquitectura de la ciudad moderna. AULLÓN DE HARO, Pedro. La modernidad poética, la vanguardia y el creacionismo.

Universidad de Málaga. Málaga, VATTIMO, Gianni. Fin de la modernidad: nihilismo y hermenéutica en la cultura posmoderna. SUBIRATS, Eduardo. El final de las vanguardias. SOLÁ-MORALES, Ignasí.

Eclecticismo y Vanguardia. Gustavo Gili. ECO, Umberto. Obra Abierta. Estos artistas estaban en contra de cualquier orden establecido en las artes. En la poesía era difícil establecer la lógica utilizada para crear los poemas ya que ellos estaban en contra del uso de la razón.

Este movimiento es un tipo de protesta no só1o a los movimientos artísticos y literarios sino también a la brutalidad que estaba sucediendo en el mundo, y a la brutalidad que los artistas habían vivido en la Primera Guerra Mundial y durante la Revolución Rusa. Gracias a las circunstancias que estaban ocurriendo, muchos de los artitas del dadaísmo se tuvieron que exiliar de Europa y trasladar a Norte América y Latinoamérica.

Aquí vemos cómo este movimiento de protestas a través del arte comenzó a llegar al nuevo mundo y cómo pudo llegar a lugares como Puerto Rico. En Latinoamérica otros dos movimientos fueron de gran importancia para el desarrollo de sus vanguardias y fueron el Ultraísmo y el Creacionismo.

Ambos utilizaban el verso libre y estaba rechazando el modernismo. Vicente Huidobro, poeta chileno, se destacó en estos movimientos, especialmente en el Creacionismo.

Él postulaba que el poema es el universo del poeta y la creación del poema está solamente en las manos del poeta. Por lo tanto, el poeta podía ser visto como un Dios. Este endiosamiento nos trae a las orillas de Puerto Rico en donde los poetas de allí estaban luchando por sintetizar todos estos movimientos y a su vez adaptarlos a su situación y sentimientos particulares.

Puerto Rico es una isla localizada en el Mar Caribe. Desde su descubrimiento por Colón en el , la isla fue una posesión española. Para el año hubo una revolución armada para intentar hacer a Puerto Rico en una Republica independiente, pero los intentos no dieron resultado. La isla se mantuvo como posesión española hasta el final de la guerra hispano-estadounidense en donde el control político pasó para las manos de Estados Unidos.

Los puertorriqueños no reconocieron la identidad americana y para los años Puerto Rico logró tener un estatus más independiente, siendo un Estado Libre Asociado. Para los años veinte, en el Ateneo Puertorriqueño de Cultura se encontraban unos jóvenes que estaban al tanto de lo que estaba ocurriendo más allá de su isla que mide unos meros cien por treinta y cinco pies.

Encabezados por Graciany Miranda Archilla, Clemente Soto, Alfredo Margenat y Fernando González Alberty estos jóvenes se reunían para discutir sus ideas y compartir sus escritos. Rápidamente se formalizaron como grupo literario y comenzaron a desarrollarse como movimiento que titularon Atalaya de los Dioses.

El nombre proviene de un lugar en donde se reunían, una torre escondida dentro de un fortín. Ya en el nombre podemos ver que dentro de su grupo sí se consideraban unos dioses, unos creadores de ideas y mundos.

Eran todos poetas que querían, al igual que estaba sucediendo a través del mundo, transmitir lo que estaban pensando y lo que creían. Ellos veían que Puerto Rico necesitaba un cambio y que la isla no había tenido hasta este punto ningún tipo de producción artística que tuviera características autónomas de Puerto Rico.

Unos de los fundadores del movimiento Atalayista, Clemente Soto comenta: "Nuestro hiparca Graciany Archilla dice: Puerto Rico, antes de nosotros, no ha tenido poetas. Si afirmamos, por ejemplo, que un versificador es un poeta, Puerto Rico ha tenido millones de poetas.

Ahora, si decidimos que un poeta es un creador, un inventor, un constructor de mundos, se reafirma lo que dice nuestro hermano Archilla. La fundación y desarrollo de este movimiento tuvo dos raíces. Primeramente, el movimiento intentaba romper con la estructura regulada y limitada de la poesía que había en Puerto Rico hasta el momento.

La meta era apartarse del romanticismo y sus temas poco originales. Estos autores experimentaron con puntos de vistas múltiples, uso de símbolos y metáforas y con la ausencia del tiempo y el espacio. Por ejemplo, en este extracto del poema titulado "Plomo" por Fernando González Alberty vemos estas técnicas innovadoras.

Tic-tac — Tic-tac — Tic-tac. Las dos pee me. El plomo se derite en la caldera inversa del espacio. Como cada movimiento vanguardista que surgió en Latinoamérica, los Atalayistas se consideraban los más radicales de su época.

Sus acciones rebeldes no se limitan a la poesía. Los Atalayistas llevaban el pelo largo, ropa estrambótica y todos tenían seudónimos muy curiosos. La segunda raíz de su desarrollo es la que distingue a este movimiento de todos los otros.

El Atalayismo tenía tendencias políticas. La poesía servía de crítica social y promovía ciertas posiciones políticas. En el Decálogo Atalayista, los mandamientos del movimiento, los poetas definen qué es ser un poeta Atalayista e identifican estas conexiones a la responsabilidad social.

Atalayismo es la doctrina de cada minuto. Es la juventud de Puerto Rico. Es la vida nuestra, mirada desde el atalaya razonador de nuestras reales conquistas Ser Atalayista es ser patriota y ser Poeta.

Ellos se consideraban como precursores de los movimientos nacionalistas y de los corrientes independentistas 2. Para la época del Atalayismo, en Puerto Rico se estaban fundando organizaciones con ideas independentistas.

Los grupos estaban dirigidos por intelectuales que trabajaban en el Ateneo Puertorriqueño de Cultura, el mismo lugar de origen del grupo Atalayista. Uno de los más reconocidos líderes del grupo nacionalista fue Pedro Albizu Campos, que después de viajar por Latinoamérica propagando ideas nacionalistas regresó a Puerto Rico alrededor del y se alió al grupo Atalayista ya que ellos compartían su visión de independencia.

La venida de Albizu Campos trajo unas inquietudes al Atalayismo. Sí, es cierto que todos los del grupo tenían ideas políticas basadas en la independencia, pero no todos veían el cumplimiento de esas ideas como la meta final de su poesía.

Algunos miembros como Alfredo Margenat y Fernando González Alberty simplemente querían promover el pensamiento crítico a través de la poesía. Otros como Clemente Soto si estaban dispuestos para combatir por la independencia hasta el punto que fue encarcelado junto a Pedro Albizu Campos luego de una protesta.

En general, el Atalayismo trajo una poesía innovadora que no sólo revolucionó la literatura y el arte en Puerto Rico sino que también vemos sus características únicas las conexiones y temáticas políticas y sociales que diferencian a este movimiento de los otros durante el principio del siglo XX.

Para ver específicamente estas características que he estado discutiendo, utilizaremos la poesía de Fernando González Alberty como ejemplo ya que este poeta tiene ambas: las características literarias y las características políticas.

Para ver el uso de la metáfora utilizaré el poema Estampa del poemario titulado Grito:. En el cosmos se implanta. la dictadura de lo azul-. El cielo-turquesa gigantesca. montada en el anillo de la tierra.

puesto en el dedo de dios-. mendigando su migaja de azul-. monda sus matices habituales. y se endominga de azulosidad-.

Hoy mis cinco sentidos. tienen la obsesión de lo azul-. Como ya he mencionado, la poesía Atalayista no tiene una narración lineal, sino más bien es una expresión de ideas compuestas por imágenes palpables.

En este poema podemos ver que el tema, la naturaleza, es algo que previamente ha sido discutido y experimentado por otros poetas escribiendo desde el romanticismo. González Alberty comienza rompiendo con la temática estereotípica al cambiar el tema del cielo o algo natural concreto a lo azul, un concepto abstracto al personificarlo.

Aunque ese cambio es sutil, es un cambio definitivo que le otorga una renovación a un tema explotado. El uso de la metáfora en este poema es interesante ya que intenta introducir nuevas visiones, por ejemplo, el arcoiris visto como un guineo y los sentidos personificados como viejecitos maniáticos.

El arcoiris sabemos que tiene la figura de media luna como el guineo pero los cinco sentidos ahora los estamos viendo como unas personas que se enfocan en los detalles.

La metáfora de los cinco sentidos en especifico es innovadora ya que le otorga algo más a la comparación que simplemente una descripción física.

Al los sentidos ser comparados a viejecitos maniáticos, el lector entonces comprende la obsesión. También en este poema podemos ver el cambio de perspectiva. Las primeras cuatro estrofas tienen un tono de formalidad y un estilo de descripción más clásico.

Las primeras cuatro estrofas también pueden ser interpretadas como dichas por un narrador en tercera persona. Ahora, en la quinto estrofa, la última, todo cambia. El autor se revela como el narrador. Entramos en un ámbito más cómodo y relajado.

Hasta el uso de palabras se convierte más informal. El diminutivo que el poeta utiliza en la palabra viejecitos, indica que ya el lector y el poeta están en el mismo plano y el proceso de comunicación es como uno entre amigos. Para discutir las características políticas utilizaré dos poemas y un ensayo de Fernando González Alberty.

Comenzando con el poema Visión Caótica se puede ver, de forma implícita, la insatisfacción con la situación política en Puerto Rico y el deseo de un cambio por parte del pueblo puertorriqueño. En el poema la palabra Humanidad está siendo usada en lugar de pueblo puertorriqueño y este grupo tiene que decidir entre dos rutas, la antigua o la exótica.

La ruta exótica va en rumbo a un caos y en rumbo de una confusión. El poeta está utilizando esa imagen para describir la confusión que crea la colonización y ser posesión de otra nación.

La continuación de la Humanidad por esta ruta, según el poeta, asegura una caída por el precipicio hacia el infierno. Palabras fuertes para describir el disgusto de un futuro aliado a los Estados Unidos. La antigua ruta que el poeta menciona es la ruta hacia la libertad y hacia la soberanía.

Una ruta que Puerto Rico intentó encaminar en el durante la revolución de independencia.

Sobre el concepto de vanguardia, auge y decadencia

El final de las vanguardias. SOLÁ-MORALES, Ignasí. Eclecticismo y Vanguardia. Gustavo Gili. ECO, Umberto. Obra Abierta. Planeta Agostini. Buenos Aires, La flor y el cristal. Inicio Contenido Nosotros Convocatoria Normas Contacto. Año 3, Número 1. De tal forma, haciendo una revisión histórica del concepto, encontramos que: En un principio el término estuvo asociado a una doctrina estratégico-militar de algunos grupos militares en el siglo XVIII.

Por lo que el término Avant-garde aparece por primera vez en una revista militar durante la Revolución Francesa. El significado original de vanguardia hace referencia a la parte de una fuerza armada que va delante del cuerpo principal.

La vanguardia está formada por las primeras líneas de la formación de combate; que alude a las tropas que van por delante en el ejército, la línea de choque con el enemigo. En este sentido, el concepto puede hacerse extensivo para nombrar a la avanzada de un movimiento artístico, político o ideológico donde la vanguardia es algo novedoso que escapa de la tendencia dominante y que podría sentar las bases del desarrollo futuro.

La vanguardia supone una renovación de formas y contenidos. Una vanguardia artística, por ejemplo, intenta reinventar el arte y se enfrenta a los movimientos existentes. En un principio, la vanguardia es minoritaria y suele generar rechazo por parte de los círculos tradicionales.

Con el paso del tiempo, sin embargo, puede convertirse ella misma en parte del sistema perdiendo su condición vanguardista. Aunque las vanguardias tienen características muy distintas entre sí, se asemejan en la lucha contra las tradiciones, la apuesta por la innovación, el ejercicio de la libertad individual y su carácter experimental.

En un sentido ideológico y político, los socialistas utópicos representaron la vanguardia en el rompimiento del modelo capitalista resultado de la revolución industrial.

Surgieron los movimientos de vanguardia, a partir de la crisis del racionalismo, cobrando fuerza en el siglo siguiente, cuando las guerras, sobre todo la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa, las crisis económicas y los adelantos técnicos mostraron un mundo en constante cambio.

El arte de vanguardia se aleja de la naturaleza, a la que ya no plagia, pues intenta separarse del realismo. Modifican la naturaleza e incluso llegan a deformarla.

Lo que los vincula a la vanguardia es la importancia que otorgan a la imagen plástica, el desplazamiento de lo narrativo a un segundo plano y los ritmos musicales, que les llevan a componer verdaderas sinfonías visuales, antes de que éstas alcancen la categoría de independientes en los llamados poemas urbanos p.

Palacio considera que la praxis de vanguardia reúne a una serie de artistas plásticos que acuden al cine para resolver los problemas cinéticos que les produce su trabajo en la pintura, y mete en ese saco a autores como Eggeling, Léger, Duchamp, Man Ray, Ruttmann o Richter.

Sánchez—Biosca , por su parte, propone reunir un primer grupo de aportaciones bajo el nombre de teorías y prácticas formativas en las que se incluye el impresionismo francés —representado por Louis Delluc, Germaine Dulac, Jean Epstein, Abel Gance, etc. El panorama trazado es complejo debido a las imbricaciones entre los movimientos, las aportaciones individuales y las distintas consideraciones de los investigadores acerca del estatus vanguardista de los filmes.

Sin embargo, existe un objetivo común que une todas las propuestas: el intento de elevar al cinematógrafo al estatuto de arte, y con ello considerarlo un lenguaje —un discurso, algo que no se limita a registrar la realidad y devolverla como tal—, determinando además cuál o cuáles son los elementos específicos que lo separan suficientemente del resto de sistemas de representación de la época.

La búsqueda de la esencialidad cinematográfica no solo se dará a través de la experimentación práctica, sino que también irá acompañada por una incipiente conceptualización teórica de los propios cineastas. La vanguardia se mostrará entonces interesada en la reflexión teórica de técnicas tales como el primer plano, el barrido, la utilización expresiva del encuadre, la variación de la velocidad en el cambio de plano, la alteración del número de fotogramas durante el rodaje, el juego óptico de lentes y el montaje.

El cine como arte: la búsqueda de su específico. Lindsay fue el primer autor que en publicó algo parecido a una teoría del cine encaminada a la búsqueda de sus esencias. Para el autor, el cine es una síntesis de la escultura, la pintura y la arquitectura en movimiento, las tres artes que conforman su específico y le diferencian de otros medios artísticos como el teatro y la literatura.

El autor alienta así, aunque de forma algo imprecisa, la futura reflexión teórica sobre la existencia de los específicos. Poco años antes Riccioto Canudo afirmaba en su Manifiesto de las siete artes —publicado en y recogido en el compilado de Romaguera y Alsina Textos y manifiestos del cine — que el nuevo medio en imágenes reunía a todas las artes, por lo que debía considerarse, tras la arquitectura, la escultura, la pintura, la poesía, la danza y la música, como el séptimo de las mismas.

El texto de Delluc La fotogenia —publicado en y recogido en el compilado de Romaguera y Alsina Textos y manifiestos del cine — señala de forma más concreta a la fotogenia como lo específico del cine y define tal concepto como la afinidad que existe entre cine y fotografía: no es solo la virtud natural de salir bien en la imagen fotográfica —tal y como la entendemos en su acepción coloquial— sino que su riqueza depende del conjunto de elementos que componen la estructura básica del arte cinematográfico.

Jean Epstein en su texto A propósito de algunas condiciones de la fotogenia —publicado en y recogido en el compilado de Romaguera y Alsina Textos y manifiestos del cine — precisará un poco más el concepto, definiéndolo como: ''Cualquier aspecto de las cosas, de los seres y de las almas que aumenta su calidad moral a través de la reproducción cinematográfica'' p.

Posteriormente, León Moussinac en su obra Naissance du cinema —publicada originalmente en — describirá un nuevo concepto específico al que denomina poema cinegráfico que reúne elementos que determinan, por una parte, el valor propio de cada imagen —lo que el autor llama el ritmo interior — y por otra, el propio valor de la película —al que denomina ritmo exterior —.

El interés de su aportación estriba en que el ritmo de un filme no viene dado únicamente por cada imagen aislada, sino también por su sucesión. Por último, Dulac en su texto Las estéticas. Las trabas. La cinematografía integral —publicado originalmente en y recogido en el compilado de Romaguera y Alsina Textos y manifiestos del cine — incide en la idea de que el cine ha sido víctima de estéticas anteriores que le han llevado a despreciar el examen profundo de sus propias posibilidades.

Por el simple hecho de poseer el movimiento y una fuerte impresión de realidad, la primera traba que se le impuso al medio fue la de preocupación por narrar. Pero la autora no cree que el cine sea un arte narrativo, por lo que lo define como música de los ojos y considera que el elemento específico que debe regir su técnica es el ritmo visual.

A pesar del tono impreciso y poético de las aportaciones formativas, el elemento específico anhelado por todos estos autores les conduce hacia una embrionaria consideración del montaje como elemento distintivo del cine con respecto a otros medios artísticos.

Este montaje nunca es nombrado como tal, a pesar de constituir el elemento rector de la fotogenia o del ritmo visual, pero por primera vez se abandona la idea de asimilar tal operación discursiva a la del concepto de rácord del cine narrativo, haciéndose patente el rechazo hacia la historia y la ocultación de la enunciación como garantía discursiva.

El exhibicionismo: fragmentación y construcción. Todas las manifestaciones artísticas referidas pretenden formular las bases del nuevo arte de la Modernidad, y todas terminan encontrando en el cine el dispositivo más adecuado en el que desarrollar un modelo discursivo que rompa definitivamente con el de la representación decimonónica y le separe del prototipo asentado por el clasicismo.

En todos los textos analizados se advierte, además, un comportamiento común referido a la forma en que los filmes adquieren significación, que brevemente se podría describir como la necesidad de exhibir sus materiales para garantizar la posterior vertebración del discurso.

Nos encontramos ante la enunciación de un modelo discursivo que se define por su material visible y su forma explícita de organización, por su aspecto de discurso que no oculta tal condición. He aquí pues el rasgo característico de la naturaleza cinematográfica esgrimido desde las vanguardias: la tendencia a la exhibición de su material como estrategia lingüística.

El modelo exhibicionista considera la materia prima fílmica como un conjunto heterogéneo de elementos que son reconocidos precisamente gracias a sus diferencias: el hecho de tener que diseccionar las partes hasta llegar a determinar los componentes mínimos de cada filme —por ejemplo, partiendo de los planos y otras unidades superiores, determinar otros elementos formales como el movimiento, la luz, la línea, la textura, etc.

Como consecuencia, este conjunto de materiales formado a partir de los elementos mínimos significantes, no pretende mostrar una faz compacta; muy por el contrario, se esfuerza en exhibir las diferencias que lo convierten en significativo, para asegurar entonces que cada unidad indivisible se transforme en un elemento con potencial discursivo.

En este sentido, Sánchez—Biosca describe la opción exhibicionista de la obra vanguardista —que en su caso denomina analítica — como aquella que procede por mecanismos significantes, cuyo valor es siempre relacional y sustentado en un régimen de oposiciones.

Partiendo de las aportaciones artísticas del período, la formulación discursiva del cine no está, por tanto, en la forma en la que se cosan las partes que organiza —idea vertebral en el modelo clásico que oculta las costuras del montaje—, sino, precisamente, en la opción de fragmentación que permite el reconocimiento y diferenciación del material del que se compone.

La idea de un corte en el filme no ha de asimilarse únicamente a la de un cambio de plano, sino que implica también a cualquier otro elemento que al actuar como cesura por oposición a los demás, funcione de manera significante.

Esto explica que, una vez que se ha procedido a la fragmentación, no se haga preciso que los acontecimientos representados o narrados en la pantalla se encubran bajo el amparo de una lógica que los haga verosímiles —condición sine qua non del modelo narrativo hollywoodiense—, puesto que el segundo requisito y rasgo inherente de la exhibición del discurso cinematográfico vanguardista consiste en no ocultar tampoco la mano directora que guía la construcción, no ocultar, por tanto, las huellas dejadas en el discurso por el propio autor.

Mostrar en definitiva, los mecanismos de la enunciación. El orden que se impone para garantizar el significado —esa operación que coloquialmente reconocemos con el término montaje — puede imponerse bajo el criterio del movimiento o del ritmo, pero en ningún caso depende de tiranía de la lógica narrativa y el rácord que une los fragmentos.

El mecanismo de este proceso de producción discursivo no es exclusivo del cine, sino que se extiende a todos aquellos movimientos artísticos de principios de siglo en los que se afirma la heterogeneidad del material al tiempo que se renuncia a una pretensión sintética del mismo.

Al respecto, Menna afirma lo siguiente:. La línea analítica del arte moderno ha contribuido de una manera determinante a poner en crisis, incluso en el campo del arte, en el que parecía querer resistir más que en otras partes, una episteme basada en la continuidad y en la semejanza además de la naturalidad del signo , y ha abierto la vía a una episteme basada en la discontinuidad y en la diferencia además de la abstracción y la convencionalidad del signo p.

El concepto de collage originado en el cubismo, que posteriormente desarrollaron en el ámbito fotográfico los dadaístas berlineses —principalmente Hausmann, Grozs y Heartfield— ya había sido practicado por los fotógrafos victorianos en el siglo XIX o los pioneros de la fotografía como Rejlander o Robinson.

Sin embargo, su novedad radica en el uso que las vanguardias le dieron: lejos de poner cuidado en que la imagen resultante fuera armónica, conscientemente se juntaban imágenes radicalmente distintas y discordantes con la finalidad de conseguir que cada una reaccionara frente a la que tenía al lado y obligara al espectador a mirarla de otro modo, siendo así capaz de descubrir cosas antes ocultas por una mirada convencional.

Como señala Elder esta consideración de la diferencia es un claro antecedente del concepto de atracción que desemboca en la teoría del montaje formulada por Sergei M.

Hay una prioridad, por tanto, de los componentes formales de la obra sobre los semánticos a la hora de determinar los criterios lingüísticos que le imprimen sentido. Con todo, las vanguardias ayudaron a entender que el cine, en su consideración de arte nuevo, no se limita a reproducir los datos de la percepción, de tal manera que: ''La forma vuelve a ser retomada bajo el signo fundamental del concepto de construcción'' Oliva, , pp.

Su exhibicionismo se erige entonces en el modelo significante que va a abrir el camino a las teorías soviéticas sobre el cine, basadas en el trabajo de construcción ejercido por el montaje que cristaliza en los ensayos de Dziga Vertov, Lev Kuleshov, Vladimir Pudovkin y el mismo Sergei M.

El cinematógrafo, en las primeras décadas del siglo XX, permanecía, aún, esperando ser investido por una teoría que le propusiese una forma modélica de discurso alternativa al paradigma clásico heredero de la narrativa decimonónica. La convergencia de intereses suscitada entre las vanguardias artísticas emergentes en el momento en el que el cinematógrafo ve la luz favoreció la simbiosis de una fructífera batería de conceptos dispuestos a teorizar sobre el estatus lingüístico del nuevo medio.

El cubismo rompió el sistema de representación renacentista: mediante su propuesta de diagrama estructural se alejó del figurativo y teorizó sobre el collage , aportando al futuro modelo discursivo cinematográfico el exhibicionismo de sus materiales. El movimiento dadaísta hizo lo propio, fijando su atención en la fuerza de las partes constitutivas y en el proceso de fabricación de las obras, ideas aprovechadas en la enunciación del modelo de discurso fílmico contrapuesto al clásico.

La primacía del maquinismo y el protagonismo del movimiento son las dos premisas futuristas que el cine aprovechará en la fragua de su identidad vanguardista. El conjunto de experiencias prácticas en forma de película de los distintos movimientos, aunque heterogéneo y difuso en su ordenación y planteamiento, comparte el objetivo común de elevar al cinematógrafo al estatuto de lenguaje y determinar sus elementos específicos.

Las aportaciones formativas de índole teórica también se ocupan de ello, nombrando conceptos como la fotogenia o el ritmo como distintivos del cine, y presuponiendo así que el montaje del modelo discursivo poético opuesto al clásico no tiene necesidad de sustentarse en el rácord característico del cine narrativo.

Todo el conjunto de propuestas artísticas colabora en la formulación de un modelo discursivo exhibicionista cuyas características se resumen en el siguiente axioma: la forma en que su discurso adquiere significación pasa por la necesidad de exhibir sus materiales y su proceso de construcción.

El modelo resultante de las aportaciones vanguardistas se define, en definitiva, por la tendencia a la exhibición de su material como estrategia lingüística. Barbachano, M. Cine mudo. México: Trillas. Burch, N. El tragaluz del infinito Contribuciones a la genealogía del lenguaje cinematográfico.

Madrid: Cátedra. Apollinaire, G. Los pintores cubistas. Primeras vanguardias. Textos y documentos pp. Barcelona: Labor.

Béhar, H. Historia de una subversión. Barcelona: Península. Benet, V. Benjamin, W. La obra de arte en la era de su reproductibilidad técnica. En Discursos interrumpidos I: Filosofía del arte y de la historia pp.

Madrid: Taurus. Berger, J. El sentido de la vista. Madrid: Alianza. Bordwell, D. y Thompson, K. El cine clásico de Hollywood, estilo y modo de producción hasta Barcelona: Paidós. Cirlot, L. Textos y documentos. Delluc, L.

Romaguera y H. Alsina eds. Textos y manifiestos del cine. Innovaciones pp. De Micheli, M. Las vanguardias artísticas del siglo XX.

Madrid: Alianza Editorial. Hoy mis cinco sentidos. tienen la obsesión de lo azul-. Como ya he mencionado, la poesía Atalayista no tiene una narración lineal, sino más bien es una expresión de ideas compuestas por imágenes palpables.

En este poema podemos ver que el tema, la naturaleza, es algo que previamente ha sido discutido y experimentado por otros poetas escribiendo desde el romanticismo. González Alberty comienza rompiendo con la temática estereotípica al cambiar el tema del cielo o algo natural concreto a lo azul, un concepto abstracto al personificarlo.

Aunque ese cambio es sutil, es un cambio definitivo que le otorga una renovación a un tema explotado. El uso de la metáfora en este poema es interesante ya que intenta introducir nuevas visiones, por ejemplo, el arcoiris visto como un guineo y los sentidos personificados como viejecitos maniáticos.

El arcoiris sabemos que tiene la figura de media luna como el guineo pero los cinco sentidos ahora los estamos viendo como unas personas que se enfocan en los detalles. La metáfora de los cinco sentidos en especifico es innovadora ya que le otorga algo más a la comparación que simplemente una descripción física.

Al los sentidos ser comparados a viejecitos maniáticos, el lector entonces comprende la obsesión. También en este poema podemos ver el cambio de perspectiva. Las primeras cuatro estrofas tienen un tono de formalidad y un estilo de descripción más clásico.

Las primeras cuatro estrofas también pueden ser interpretadas como dichas por un narrador en tercera persona. Ahora, en la quinto estrofa, la última, todo cambia. El autor se revela como el narrador.

Entramos en un ámbito más cómodo y relajado. Hasta el uso de palabras se convierte más informal. El diminutivo que el poeta utiliza en la palabra viejecitos, indica que ya el lector y el poeta están en el mismo plano y el proceso de comunicación es como uno entre amigos.

Para discutir las características políticas utilizaré dos poemas y un ensayo de Fernando González Alberty. Comenzando con el poema Visión Caótica se puede ver, de forma implícita, la insatisfacción con la situación política en Puerto Rico y el deseo de un cambio por parte del pueblo puertorriqueño.

En el poema la palabra Humanidad está siendo usada en lugar de pueblo puertorriqueño y este grupo tiene que decidir entre dos rutas, la antigua o la exótica. La ruta exótica va en rumbo a un caos y en rumbo de una confusión.

El poeta está utilizando esa imagen para describir la confusión que crea la colonización y ser posesión de otra nación. La continuación de la Humanidad por esta ruta, según el poeta, asegura una caída por el precipicio hacia el infierno. Palabras fuertes para describir el disgusto de un futuro aliado a los Estados Unidos.

La antigua ruta que el poeta menciona es la ruta hacia la libertad y hacia la soberanía. Una ruta que Puerto Rico intentó encaminar en el durante la revolución de independencia. El segundo poema titulado Puerto Rico, ejemplifica el tipo de poema nacionalista e independentista que se encuentra en el movimiento Atalayista que no puede ser encontrado en otros movimientos de vanguardia ya que los otros no lidian con temas nacionalistas.

El poema comienza describiendo el proceso de creación de la isla de Puerto Rico como un proceso mágico y fantástico. Palabras que utiliza para la descripción de la isla con virgen y diosa, lo cual es obvio que para el poeta, Puerto Rico es un lugar venerado.

El poema continúa casi como si fuera un cuento de hadas, en donde la bella doncella ahora se debe enfrentar a lo malvado. El poeta describe a Puerto Rico como una doncella cautiva que lo que quiere es convertirse en ave y volar hacia la libertad. Claramente el poeta esta hablando en contra de la colonización y está haciendo un llamado hacia la autonomía.

Por último, tenemos el ensayo titulado La Razón de la Prédica. Muchos de los Atalayistas también escribían ensayos en donde podían abundar en sus pensamientos críticos sin preocuparse del factor artístico.

Aquí, en estos ensayos podemos ver que la situación política puertorriqueña fue un gran factor motivador para estos poetas. Ellos escriben no sólo para derrotar las barreras literarias sino también para derrotar las barreras coloniales. González Alberty dice así: "El puertorriqueño, al arribar a la vida, respira coloniaje; y al través de los años se nutre de coloniaje.

Es un crimen sin nombre que se inicia en la cuna, continúa en la escuela y se consuma definitivamente en la vida Porque hay que despertar el atávico grito subversivo que duerme en la sangre roída de uncinaria por eso se predica. En Puerto Rico, antes del grupo Atalayista, existía sólo la rutina.

La vida rutinaria colonial compuesta por eventos y personas que no podían ejercer como entidades autónomas. Este grupo le trajo al pueblo puertorriqueño una nueva inspiración artística, política y social. El grupo veía que el pueblo se estaba quedando en vías conformistas y se preocupó por la apatía de la juventud.

Por eso, con una renovación poética, los Atalayistas pusieron en marcha unas ideas innovadoras, avant-garde, vanguardistas. Aunque el futuro de Puerto Rico todavía continúa hoy en día igual de confuso que en los años veinte, gracias a estos intelectuales, la isla se encuentra un poco menos anestesiada por ideas e influencias coloniales.

Los Atalayistas comenzaron con un movimiento político, literario y social que si se renovara hoy en día, Puerto Rico pudiera lograr las metas de soberanía que estos poetas se propusieron tantos años atrás. Historia y Significado del Atalayismo.

Ediciones Mairena. Puerto Rico: Era el representante de un partido político suave, manso, académico. Pero cuando regresó, trajo la revuelta por dentro.

Una revuelta que ya nosotros los atalayistas habíamos iniciado en Puerto Rico. Esa es otra cosa que se callan. Antes de Albizu, nosotros éramos ya políticos. Yo no creía en esas antiguallas de los manifiestos poéticos, pero nosotros escribíamos calembures, y en ellos esa cuestión estaba explicita: rescate de la tierra, rescate de la poesía, rescate del hombre, y cuando Don Pedro vino, nosotros ya teníamos el credo hecho Aunque no todos los atalayistas fueron nacionalistas Margenat se fue para El Tiempo , donde escribía en contra de nosotros, pero en broma.

Camino de la Sed.

NICOLÁS GUILLÉN Y EL PERÍODO VANGUARDISTA EN AMÉRICA LATINA Ideas vanguardistas en pronósticos — Vanguardustas — Serie victoriosa constante. Se vincula a la eh con óleos. Sus Ideaa rebeldes no se limitan Ideas vanguardistas en pronósticos vangusrdistas poesía. Dadá: las costuras de la fabricación y el azar. En una entrevista con este mismo Apuestas en Línea Fiables y Seguras decía, ayer nomás,pronóstixos todavía faltaba un largo recorrido para que el Premio Nobel pudiera ir a parar a manos de un escritor de código fuente, así como tardó un siglo y quince años para señalar en Bob Dylan la inmensa influencia de la cultura pop anglosajona desde la posguerra. Así, una obra ya no estaba solamente destinada a la contemplación, sino a reflejar estos cambios. Con el paso del tiempo, sin embargo, puede convertirse ella misma en parte del sistema perdiendo su condición vanguardista.
Por la Lcda. Jazmín de la Vega. biznieta del poeta. Fernando Pronóxticos Alberty. Serie victoriosa constante pdonósticos el siglo XX, el mundo estaba en una etapa de cambio y evolución. Aunque es cierto que el mundo siempre ha estado transformándose y progresando, al llegar esta época hubo cambios radicales.

Video

El futurismo en 1 minuto - MÁS LITERATURA

Author: Tygomuro

3 thoughts on “Ideas vanguardistas en pronósticos

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com