Category: Online slots

Interacciones Colaborativas en Apuestas

Interacciones Colaborativas en Apuestas

Open menu Brazil. Campo Intdracciones, 31 153— Revista Cubana de Educacion Medica Superior, 29 3— AD San Julián.

Interacciones Colaborativas en Apuestas -

irrumpe sobre los discursos tradicionales de la enseñanza, que confieren a las prácticas pedagógicas estatus de instrumentos de control y reforzamiento de la heteronomía de los sujetos, al posibilitar el reconocimiento de las relaciones existentes entre conocimiento, poder y dominación, esto es, al comprender las estrategias educativas como portadoras virtuales del cambio, la posibilidad y la potencia de lo humano.

De igual manera Tejada y otros autores consideran que los trabajos colaborativos en forma de debate y las prácticas individuales permiten reflexionar temas cotidianos, llevar un proceso autónomo de aprendizaje y usar herramientas conceptuales y metodológicas acordes a los objetivos planteados.

Desde la práctica pedagógica recomiendan didácticas que animen a los estudiantes a la búsqueda de nuevas bibliografías, de casos de estudio, de recursos y actividades de aprendizaje que dinamicen el intercambio y argumentación de tesis propias.

En este contexto, es importante recalcar que uno de los principales tópicos del aprendizaje autónomo se relaciona con la generación de pensamiento propio, que resulta de un proceso interdependiente de formación tríadica, a saber: formación de la sensibilidad histórica FREIRE, FREIRE, Paulo.

En la práctica un aprendizaje interdisciplinario alienta procesos pedagógicos marcadamente activos, reflexivos, colaborativos y deliberativos, dado que promueve: la comprensión integral de problemas complejos de la realidad a partir del debate; la negociación y argumentación de ideas plurales; la búsqueda de respuestas a interrogantes que desbordan los objetos de estudio propios de las disciplinas; y la generación de alternativas desde campos temáticos transdisciplinares MORALES; CARREÑO, MORALES, Juliana; CARREÑO, Esmith.

La interdisciplinariedad es una perspectiva de conocimiento tributaria de la cooperación entre teorías, conceptos y métodos diversos, la cual deviene de la experiencia de múltiples disciplinas centradas en la comprensión e intervención colaborativa en torno de un fenómeno específico.

Esta experiencia se hace significativa MOREIRA, MOREIRA, Marco Antonio. cuando permite que en el diálogo entre estudiantes-colegas, que sería el caso de los posgrados, se relacionen sustancialmente y de manera intencional los contenidos y debates, se establezcan semejanzas y diferencias y se reorganice el conocimiento para crear uno propio.

La enseñanza interdisciplinaria crea apuestas y estrategias formativas comunes a varios campos de conocimiento o disciplinas. Para ello redefine, extiende y transforma REPKO, REPKO, Allen.

las prácticas pedagógicas desde las experiencias y aprendizajes situados en contextos y ámbitos relacionales e interdependientes. El acercarse deliberadamente a los procesos formativos desde las especificidades de los objetos de conocimiento, que han sido co-producidos con la participación de distintas disciplinas, implica hacer evidente la necesidad de pensar los actos formativos como un encuentro sinérgico en donde los campos del saber implicados constituyen los fundamentos y la potencia de una particular apuesta de enseñanza interdisciplinar.

Por ejemplo, el origen y puesta en marcha de posgrados sobre estudios de Desarrollo, desde la experiencia de Wills WILLS, Eduardo. Las prácticas pedagógicas orientadas desde la enseñanza interdisciplinaria pueden asumirse como procesos formativos tendientes a dinamizar campos integradores de conocimiento o áreas integradoras de aprendizaje, las cuales instan al saber, al hacer y al saber-hacer en contextos caracterizados por la otredad.

De allí que tópicos como: la escucha activa, el des-aprendizaje, la humildad, la creatividad y la curiosidad FREIRE, FREIRE, Paulo. se conviertan en fuentes estructuradoras de los procesos formativos interdisciplinares. El aprendizaje colaborativo se sustenta en el carácter social del aprender MALDONADO, MALDONADO, Marisabel.

El aprendizaje es visto como un proceso de interacción, responsabilidad y reciprocidad entre los actores que confluyen en la formación. Uno de los postulados primordiales de este tipo de aprendizaje es que se aprende mejor cuando existe trabajo compartido, intercambio, creación de significados y argumentación colectiva en escenarios de disenso.

A diferencia del aprendizaje competitivo, este tipo de aprendizaje pretende que la formación se genere entre y para todos, es por esta razón que privilegia el trabajo entre colegas-pares, tutorial, en grupos y plenarias.

Para animar el aprendizaje interdisciplinario y colaborativo se resaltan primordialmente dos métodos en la revisión de literatura efectuada: el estudio de casos y el Aprendizaje Basado en Problemas-ABP PBL por su sigla en inglés. Cada apuesta cobra sentido cuando el profesor se prepara de manera científica, física, emocional y afectiva FREIRE, FREIRE, Paulo.

El estudio de casos ha sido un método muy utilizado en la enseñanza de la administración. Para Waswerman es valioso utilizarlo porque permite: estimular el pensamiento; aumentar el aprendizaje; fortalecer la comunicación; mejorar la capacidad para analizar problemas complejos; y tomar decisiones acertadas.

También aumenta su respeto por las opiniones, actitudes y ocurrencias diferentes de los otros alumnos. Discrepa de la anterior postura Aktouf AKTOUF, Omar. para quien el uso de estudio de casos en la enseñanza de la administración reproduce una ideología centrada en el capital, el enriquecimiento individual, la matematización, lo impersonal y las acciones rápidas.

Se sugiere desde este artículo y considerando estas posiciones, que el estudio de casos se vincule en perspectiva de ilustración, ejemplificación, valoración y escrutinio de los diferentes puntos de vista de los actores que confluyen en la situación analizada.

Además, el estudio de casos podría propiciar momentos de reflexión crítica frente a las finalidades de la acción, esto es, entrecruzar: conocimiento, ética y justicia social. El ABP o PBL se concibe como una estrategia didáctica que promueve el aprendizaje autodirigido y desarrolla en los estudiantes: comprensión holística sobre los problemas; trabajo cooperativo en pequeños grupos; habilidades de comunicación y estimulación de la independencia; competencias para la búsqueda de información; y capacidades analíticas, de síntesis y de construcción de conocimientos a partir del trabajo colectivo MORENO; SIERRA, MORENO, Manuel Antonio; SIERRA Alvaro.

El ABP o PBL, en acuerdo con Poot-Delgado POOT-DELGADO, Carlos Antonio. Para su aplicación efectiva en administración y campos afines se recomienda: conocimiento del problema real por parte del profesor y del estudiante; caracterización detallada del problema y un diseño de preguntas guía por parte del profesor; compromiso por parte de los estudiantes frente al rastreo de información relacionada con el caso; y estructuración del abordaje del problema y su posible resolución en varios momentos pedagógicos.

Las estrategias presentadas se constituyen en iniciativas pedagógicas que persiguen no solo realización personal, sino, principalmente, éticas de vida, compromiso profesional y social, todo ello, en perspectiva de los contextos, saberes y experiencias previas relacionadas.

Importa para este artículo reconocer que dichas estrategias son apuestas que vinculan la incertidumbre y el desafío continuo.

Como bien lo ha expresado Shön SHÖN, Donald. no es aplicando teorías y técnicas como el profesional resuelve los problemas presentes en su práctica; habrá momentos de incertidumbre o conflicto de valores en los cuales el profesor tendrá que improvisar y crear. Aquí la formación docente y, en particular, el aprender haciendo o los acompañamientos tutoriales, según Shön, pueden ser parte de la solución.

En el proceso formativo los recursos para la enseñanza desempeñan un papel esencial, al constituirse en los procedimientos intencionados que los actores definen y diseñan para la promoción y el logro de aprendizajes significativos DÍAZ, DÍAZ, Frida.

Estos dispositivos de carácter académico y sociocultural operan como mediadores centrales entre los propósitos formativos y los intereses y necesidades de los estudiantes.

Implican una guía para la toma de decisión y acción sobre el modo de orientar la formación en contextos donde los modos de aprendizaje de los sujetos son heterogéneos, cambiantes y múltiples.

Desde esta perspectiva, los recursos para la enseñanza refieren a los procedimientos, herramientas, instrumentos y materiales que se crean y utilizan para estimular, acercar y guiar al estudiante en el aprender significativo. En particular, de la revisión de literatura para la administración y afines se privilegian los siguientes recursos: materiales didácticos; juego con fines pedagógicos; y películas, videos e imágenes.

Gorbanev GORBANEV, Iouri. Propone que todo material exprese los objetivos de aprendizaje de manera clara y relacione el nuevo saber con el saber ya existente en el alumno. En una estructura cognitiva del que aprende de modo no arbitrario o lineal, propone que el material sea estimulante porque la motivación es el mecanismo que permite al alumno relacionar el saber existente con el nuevo.

Plantea también que el material tenga un tamaño razonable porque su dimensión determina la dificultad de la tarea y la motivación del alumno. Por su parte, Ventura VENTURA, Ana Clara. hace un llamado hacia una formación más equitativa a partir de introducir ciertos criterios y acciones pedagógicas.

Agrega Moreira MOREIRA, Marco Antonio. que el profesor debe animar el aprendizaje a partir de materiales como: cuentos, poesías, obras de arte y todos aquellos materiales diferentes a los libros de texto convencionales. Para Abt apud TSEKLEVES; COSMAS; AGGOUN, los juegos serios se entienden como juegos que no están destinados a la diversión, sino que han sido diseñados y se utilizan con propósitos eminentemente educativos.

Agregan Tsekleves, Cosmas y Aggoun que los juegos serios se han utilizado en diferentes áreas, incluida la empresa, y se asocian con el aprendizaje basado en juegos GBL debido a que ambos tienen como fin la generación de procesos de aprendizaje.

Se diferencian por el tipo de juegos usados. Los primeros utilizan las plataformas de las nuevas tecnologías, y los segundos variadas plataformas de juegos, incluidos los tableros de mesa tradicionales y videojuegos.

Los autores arriba señalados encuentran un potencial en los juegos serios en aspectos como: animar y facilitar un aprendizaje efectivo; y generar habilidades en la resolución de problemas. Buscando ruptura entre preconceptos y estereotipos más de corte conservador que pueden poseer los estudiantes sobre diferentes temas referentes a la administración y afines, Aktouf AKTOUF, Omar.

Precisa que la enseñanza en campos específicos requiere ser para el cambio y, en el futuro, deberá integrarse a un proyecto social más amplio. Por su parte Flacso Argentina FLACSO ARGENTINA. Pedagógicamente se propone como un intercambio de ideas sobre la base de determinados criterios de abordaje, cada encuentro cuenta con un comentador especialista que facilita el análisis y el debate conjunto entre los participantes.

Aporta a la reflexión la experiencia de Brooks y Hershock BROOKS, Judy; HERSHOCK, Chad. que vinculó el video a sus clases. Se propone pensar los recursos para la enseñanza, más allá de centrar el foco en su uso instrumental y técnico, esto es, desde su rol generativo de prácticas pedagógicas significativas y transformadoras de los sujetos, de las instituciones y sus contextos.

Desde esta perspectiva cobra gran importancia pensar los materiales didácticos, el juego, el video, la fotografía, el cuento, la poesía, entre otros, como posibilidades de representar la vida, de deliberar sobre ella y, en especial, de co-producirla desde perspectivas más democráticas, justas y sustentables.

Como se mencionó al inicio del artículo el proceso formativo es ante todo un acto transformador y relacional. En este proceso los sujetos educativos conviven, negocian, construyen y se comunican generando interacciones que les permiten desplegar sus habilidades cognitivas y emocionales, así como sus destrezas personales con autonomía siempre en contextos situados y relacionales.

Desde esta perspectiva se invita a profesores y organizaciones educativas a reflexionar críticamente sobre las dinámicas que se dan al interior del salón de clases y que tienen que ver, entre otros aspectos, con la disposición del salón y su relación con la participación, el diálogo y el trabajo colectivo.

Desde el modelo de interacción comunicativa se llama la atención sobre la necesidad de interesarse más por las interrelaciones que se establecen entre profesor-estudiante y estudiante-estudiante.

Para el primer caso, según Domínguez DOMÍNGUEZ, María Alejandra A. En el caso de las relaciones estudiante-estudiante se ha de promover el trabajo conjunto; la ayuda y la cooperación desinteresada; la confrontación de puntos de vista; y las controversias y el disenso.

Para el caso de este artículo interesa hacer especial mención en las interacciones que podrían fomentarse con: la pregunta y la disposición del salón de clase. Los autores Elder y Paul ELDER, Linda; PAUL, Richard.

dan importancia al uso de la pregunta como aspecto que impulsa el pensamiento. Específicamente proponen la pregunta analítica como actividad para ser incorporada en las prácticas pedagógicas enfatizando en la necesidad de promoverla en los estudiantes.

Como procedimiento proponen partir de los siguientes componentes de la razón y cuestionar los propósitos del pensamiento: entender de dónde surge la idea; presumir que no se comprende del todo la información que soporta el pensamiento; cuestionar las conclusiones, los conceptos e ideas, las suposiciones, las implicaciones y consecuencias, los puntos de vista y perspectivas.

Por ejemplo, mediante las siguientes preguntas: ¿en qué se basan sus datos? Lo que se busca entonces es deconstruir el pensamiento para examinar hechos y comprensiones específicas que permitan mejorar el argumento a partir del análisis y evaluación.

Como resultado de anteriores ejercicios investigativos CARREÑO; DURÁN, CARREÑO, Claudia Inés; DURÁN, Armando. La potencia de las preguntas está en que es un mecanismo que aspira a provocar en el estudiante asombro, nuevas interpretaciones, capacidad de pensar en lo diferente desde nuevos referentes experienciales y conceptuales.

En términos de Freire apud GIROUX, GIROUX, Henry. Una investigación hasta ahora no publicada por los autores identificó algunos elementos importantes en perspectiva de generar procesos formativos de calidad en posgrados de administración y afines.

Es así como a partir de observar una serie de clases en Curitiba y San Francisco ver figuras 1 y 2 se identificaron salones proyectados para el trabajo en equipo, entre iguales, en colaboración y para desarrollar tareas conjuntas.

A diferencia de la disposición de una clase habitual salones estrechos y con sillas fijas , estos, por su amplio espacio, ubicación de profesores y disposición de sillas y recursos predispone al grupo para el trabajo colaborativo y la interacción.

Figura 1 Salón de clases y participación de profesores Curitiba. Figura 2 Salón de clases y participación de profesores San Francisco. En términos de actividades y recursos ver figuras 1 y 2 se identifican las siguientes características.

Figura 1: introducción al tema con presentación de la sesión y video; presentación del tema en video beam; uso de herramienta investigativa; trabajo en grupos; y cierre con preguntas y conclusiones.

Lo que se analiza en estas clases es que las mismas son programadas en equipo por dos o más profesores con alto nivel de formación como producto de ejercicios investigativos que también se realizan en conjunto.

En el transcurrir las clases amalgaman la propuesta grupal y la creación de cada profesor, facilitador u orientador a partir de su estilo docente. De esta manera se llevan contenidos, estrategias, recursos y ambientes propicios para poner en diálogo dichos referentes y debates teóricos que motivan al aprendizaje pertinente y crítico, que a la postre, les permiten crecer profesionalmente.

En este sentido resulta importante para el profesor, a partir de preguntarse sobre el qué y para qué enseña lo que enseña, que disponga las condiciones para ese logro. Aspectos como el interés en los estudiantes; la selección, uso y entrega de los materiales; la disposición de las sillas; la provocación del encuentro y la conversación entre los estudiantes; entre otros, son decisiones esenciales porque será un aprendizaje que el egresado aplicará en su actividad personal y profesional.

Este artículo presenta algunos aportes sobre las estrategias pedagógicas, recursos para la enseñanza e interacciones en clase desde la perspectiva de un proceso de formación anclado en prácticas pedagógicas inspiradas en el aprendizaje significativo, autorregulado y deliberado en posgrados y, particularmente, en administración y afines.

Como principales hallazgos se relevan tres: aperturas pedagógicas y didácticas para el trabajo formativo; pautas de reflexión sobre la actividad docente; y observaciones e invitación a los directivos a pensar la enseñanza de la administración y afines con trascendencia cognitiva, social y ética y, en esta perspectiva, se incorpore y fortalezca la formación docente como ámbito generador de nuevas e innovadoras prácticas pedagógicas.

Con respecto a las aperturas pedagógicas y didácticas para el trabajo formativo se llama la atención sobre la necesidad de trascender el dominio racional y técnico del conocimiento, para así incluir la autonomía FREIRE, FREIRE, Paulo.

y la transformación EUSSE; BRACHT; ALMEDIDA, como fundamentos del acto educativo. Se hace especial mención en valorar al profesor como profesor-artesano ALLIAUD, ALLIAUD, Andrea.

y en este contexto se sugieren tres modalidades de aprendizaje significativo, a saber: la programación y gestión de actividades participativas; el aprendizaje interdisciplinario; y el aprendizaje colaborativo.

Con relación a las pautas de reflexión sobre el trabajo docente se hace énfasis en concebir los recursos para la enseñanza como dispositivos de carácter académico y sociocultural DÍAZ, DÍAZ, Frida.

Se hace hincapié en que los materiales didácticos sean diseñados y ejecutados teniendo en cuenta que los sujetos que participan en el proceso formativo tienen historia, valores y detentan autonomía.

De igual manera, se valora concebir y usar los juegos, películas, videos e imágenes desde y con finalidad pedagógica, esto es, reconociendo su fuerza formativa, democrática y deliberante.

Por último, se invita a reflexionar críticamente sobre las interacciones que dinamizan las clases, esto desde un horizonte de sentido transformador y relacional. En particular, acudiendo a la mayéutica o arte de la pregunta; las conexiones educativas o pluralidad de relaciones que confluyen en el acto formativo; y la disposición del salón de clases.

Finalmente, se invita a directivos, centros de enseñanza y aprendizaje y profesores para que prioricen políticas y planes en proyectos de formación docente o de desarrollo profesoral tendientes a reflexionar sobre la enseñanza, así como fortalecer una comprensión mucho más profunda sobre lo que significa su quehacer docente en su individualidad y en su relación con sus pares, y demás actores involucrados, en su interdependencia con el entorno.

Se comparte con Hidalgo HIDALGO, Laura. Open menu Brazil. Educação e Pesquisa. Submission of manuscripts About the journal Editorial Board Instructions to authors Contact. Português Español. Open menu. table of contents « previous current next ».

Abstract Resumo Spanish Resumo English. Text ES Texto English Text Spanish. PDF Download PDF English Download PDF Spanish. Resumen El artículo presenta una reflexión sobre las estrategias pedagógicas, recursos para la enseñanza e interacciones en clase desde la perspectiva de la formación, con la inquietud de animar y enaltecer prácticas pedagógicas transformadoras, inspiradas en el diálogo reflexivo, el trabajo colaborativo y el aprendizaje significativo en posgrados y, particularmente, para el caso de la administración y afines.

Formación; Prácticas pedagógicas; Enseñanza posgradual; Administración y afines. Abstract The article presents a reflection on pedagogical strategies, resources for teaching and interactions in class from the perspective of training, with the aim of encouraging and exalting transformative pedagogical practices, inspired by reflective dialogue, collaborative work and meaningful learning in postgraduate studies and, particularly, in the case of administration and related subjects.

Training; Pedagogical practices; Postgraduate education; Administration and related fields. Introducción Este artículo enfatiza en los aportes que la pedagogía y la didáctica realizan a los procesos de formación en el nivel de posgrado, en particular, cuando los profesores como artistas EUSSE; BRACHT; ALMEIDA, o artesanos ALLIAUD, ALLIAUD, Andrea.

Referentes conceptuales de partida Este artículo considera a la formación institucionalizada, contextualizada y con fines educativos como necesaria para activar y fortalecer procesos permanentes de transformación y de desarrollo humano sustentable.

Formación En épocas antiguas la formación se centraba en compartir con los jóvenes valores y técnicas propias de las civilizaciones en las que se vivía; en introducir a niños y a jóvenes al mundo de clases privilegiadas; en instruirlos en el saber hacer; y en formarles carácter MARROU, MARROU, Henry-Irenee.

Prácticas pedagógicas En el contexto educativo institucionalizado este mejoramiento constante del ser se ha configurado primordialmente mediante procesos pedagógico-didácticos que se concretan en la enseñanza, entendida en un doble movimiento CARREÑO, CARREÑO, Claudia Inés.

A lo largo del tiempo la concepción y despliegue de las prácticas pedagógicas son materia de debate y reflexión, en particular para el presente artículo se considera central: Que como práctica humana requiere no perder su propósito ético, facilitando y promoviendo en el salón de clase intercambios que posibiliten experimentar valores que se estimen primordiales para las comunidades ELLIOT, ELLIOT, Jhon.

Aspectos metodológicos La investigación que sustenta el presente artículo privilegió una metodología de corte cualitativo CRESWELL; POTH, CRESWELL, Jhon; POTH, Cheryl. Estrategias pedagógicas Las estrategias pedagógicas trascienden el dominio racional y técnico del conocimiento al incluir propósitos fundamentales del acto educativo, a saber: autonomía FREIRE, FREIRE, Paulo.

Programación y gestión de actividades participativas Desde el punto de vista de lo que requiere un profesor para que los estudiantes se acerquen de modo significativo al contexto real de su formación, Quiroga y Schuster proponen vincular talleres profesionales en la programación docente.

Aprendizaje interdisciplinario En la práctica un aprendizaje interdisciplinario alienta procesos pedagógicos marcadamente activos, reflexivos, colaborativos y deliberativos, dado que promueve: la comprensión integral de problemas complejos de la realidad a partir del debate; la negociación y argumentación de ideas plurales; la búsqueda de respuestas a interrogantes que desbordan los objetos de estudio propios de las disciplinas; y la generación de alternativas desde campos temáticos transdisciplinares MORALES; CARREÑO, MORALES, Juliana; CARREÑO, Esmith.

Aprendizaje colaborativo El aprendizaje colaborativo se sustenta en el carácter social del aprender MALDONADO, MALDONADO, Marisabel. Recursos para la enseñanza En el proceso formativo los recursos para la enseñanza desempeñan un papel esencial, al constituirse en los procedimientos intencionados que los actores definen y diseñan para la promoción y el logro de aprendizajes significativos DÍAZ, DÍAZ, Frida.

Material didáctico Gorbanev GORBANEV, Iouri. Juegos con fines pedagógicos Para Abt apud TSEKLEVES; COSMAS; AGGOUN, los juegos serios se entienden como juegos que no están destinados a la diversión, sino que han sido diseñados y se utilizan con propósitos eminentemente educativos.

Películas, videos e imágenes Buscando ruptura entre preconceptos y estereotipos más de corte conservador que pueden poseer los estudiantes sobre diferentes temas referentes a la administración y afines, Aktouf AKTOUF, Omar.

Interacciones en clase Como se mencionó al inicio del artículo el proceso formativo es ante todo un acto transformador y relacional. La pregunta Los autores Elder y Paul ELDER, Linda; PAUL, Richard. La disposición del salón de clases Una investigación hasta ahora no publicada por los autores identificó algunos elementos importantes en perspectiva de generar procesos formativos de calidad en posgrados de administración y afines.

Referencias ALLIAUD, Andrea. ALONSO, Cristina et al. AKTOUF, Omar. BAILEY, James; FORD, Cameron. BROOKS, Judy; HERSHOCK, Chad. CAÑEDO, Teresa et al. CARREÑO, Claudia Inés. CARREÑO, Claudia Inés; DURÁN, Armando. CRESWELL, Jhon. CRESWELL, Jhon; POTH, Cheryl. DENZIN, Norman; LINCOLN, Yvonna.

DEWEY, Jhon. DÍAZ, Frida. DOMÍNGUEZ, María Alejandra A. ELDER, Linda; PAUL, Richard. EUSSE, Karen; BRACHT, Valter; ALMEIDA, Felipe. Revista Brasileira de Ciências do Esporte, Brasília, DF, v. FLACSO ARGENTINA. GONZÁLEZ, Marleny.

GORBANEV, Iouri. GRISALES-FRANCO, Lina María; GONZÁLEZ-AGUDELO, Elvira María. GUBER, Rosana. HIDALGO, Laura. KLAFKI, Wolfgang. El análisis didáctico como el alma de la formación para la enseñanza.

Traducción de Stella Cols como material para la enseñanza. Buenos Aires. No publicada. LÓPEZ, María del Mar; PÉREZ, Rosario. LUNDGREN, Ulf. MACLEOD, Flora; GOLBY, Michael. MALDONADO, Marisabel. MATURANA, Humberto; NISIS, Sima.

MORALES, Juliana; CARREÑO, Esmith. MOREIRA, Marco Antonio. MORENO, Manuel Antonio; SIERRA Alvaro. PÉREZ, Ángel; GIMENO SACRISTÁN, José. PFEIFFER, Ernesto. POOT-DELGADO, Carlos Antonio.

QUIROGA, Francisca; SHUSTER, Sofía. SHÖN, Donald. STRAUSS, Anselm; CORBIN, Juliet. TEJADA, Ángel et al. TRIGOS-CARRILLO, Lina. TSEKLEVES, Emmanuel; COSMAS, John; AGGOUN, Amar. Benefits, barriers and guideline recommendations for the implementation of serious games in education for stakeholders and policymakers.

British Journal Of Educational Technology, Kingdom, v. VENTURA, Ana Clara. VILCHES, María de los Ángeles; FERNÁNDEZ, Alfonso; MARTÍNEZ, Francisco. Ecopedagogy: a movement between critical dialogue and complexity: proposal for a categories system.

Journal of Education for Sustainable Development, London, v. WILLS, Eduardo. WORTHEN, Molly. Fechas de Publicación Publicación en esta colección 27 Mar Fecha del número Histórico Recibido 22 Ago Revisado 08 Mayo Acepto 20 Ago This is an Open Access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution Non-Commercial License, which permits unrestricted non-commercial use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.

Claudia Inés Carreño - Universidad de los Andes , Bogotá , Colombia. Contacto: ci. carreno49 uniandes. Universidad de los Andes Colombia Bogotá, Colombia - Universidad de los Andes , Bogotá , Colombia.

Cielo Catalina Mancera Salinas - Universidad del Rosario , Bogotá , Colombia. Contactos: cielo. mancera urosario. co ; armando. duran urosario. co ; clara. garcia urosario. Universidad del Rosario Colombia Bogotá, Colombia - Universidad del Rosario , Bogotá , Colombia.

Armando Durán Durán - Universidad del Rosario , Bogotá , Colombia. Clara Inés García Blanco - Universidad del Rosario , Bogotá , Colombia. En particular, se analizan los textos desde las emergencias de inferen­cias con relación a frecuencias, correspondencias y clúster de la producción científica asociados al objeto de estudio.

De ello, se presenta un análisis de contenido de los artículos más recientes, para generar imágenes de relaciones semánticas que contienen derroteros conceptuales compuestos por palabras múltiples que constituyen el quid hacia la comprensión del desenvolvimiento de la temática; estas acciones están dirigidas a encontrar los elementos significativos sobre los procesos de construcción colabora­tiva de conocimiento y aprendizaje.

El inicio de este trabajo se concentró en inferir el andamiaje categorial que soporta la dinámica de aprendizaje colaborativo.

Consecutivamente, se presentan redes conceptuales que permitieron hacer hallazgos teóricos desde las narrativas enunciadas en los artículos, asociadas a procesos metodológicos de estudios sobre intervenciones en contextos de educación superior.

Para todo lo anterior, se intentó responder la siguiente pregunta de investigación: ¿Cuáles son las temáticas de las corrientes principales sobre AC en la dinámica de actualizar su conceptualización y encontrar los elementos que lo definen? Este trabajo se cataloga como un estudio de aná­lisis de contenido cualitativo que guarda conexión con la estrategia cualitativa de análisis categorial.

A partir de los datos abstractos de los artículos analizados, se transcienden las descripciones y se construye una explicación en torno a la temática del AC. La iniciativa es alejarse de los datos empíricos mediante abstracciones visualiza­das en agrupaciones de codificación en red redes de coocurrencia , en las que se encontraron lexemas de nivel semántico superior agrupados con lexemas en subordinación de significado.

El análisis de contenido de datos cualitativos se realiza a partir de la identificación de lexemas; esta se asocia con la codificación abierta in vivo King, , basada en que las palabras capten un elemento clave de lo que se describe. El lexema es como si se tuviera una etiqueta de codificación al margen del docu­mento; este procedimiento supone una relación entre el análisis de contenido y el sistema de codificación categorial para presentar inferencias y asunciones pro­pias de los documentos procesados.

La construcción de un sistema de explicación del AC, desde ideas conceptuales, abstrae datos de hallaz­gos empíricos y genera lineamientos para un avance teórico sin que se pierda su contextualización con res­pecto a las prácticas educativas en la educación superior.

No se trata de conceptualizar abstractamente desde la comparación constante, bajo la configuración de redes de similitudes y diferencias entre lexemas, sino de encontrar sentidos y significados comunes a los casos de estudio de AC en educación superior, me­diante el análisis de información.

El procedimiento se despliega bajo la lógica de vinculaciones entre categorías in vivo soportadas por memos para interpretar o contextualizar.

En este sentido, el trabajo responde a una me­todología de sistematización de datos cualitativos de métodos mixtos, orientada a cuantificar las dinámicas del AC y, de esta manera, producir las inferencias que emergen del corpus. Para ello, se adelantaron los si­guientes procesos: i Se realizó una búsqueda inicial sistemática en las bases de datos de Scopus y Web of Science y en la plataforma bibliométrica Publish or Perish Harzing, asociada a Google Acadé­mico desde un análisis de citas de publicaciones, del cual se obtuvieron registros con la ecuación de búsqueda: collaborative learning OR higher educa­tion AROUND 3 literature review AND qualitative.

ii Se generó una depuración manual, con filtros y criterios de inclusión como la delimitación temporal y educación superior. Los principales criterios de inclusión fueron: la disponibilidad del documento a texto completo, el uso de TIC como dinamizador de la colaboración, la presentación de resultados de intervención educativa expresados en el análisis de desempeño o las percepciones de los participantes, la aplicación del AC junto con las TIC en una población específica.

Por su parte, los criterios de exclusión correspondieron a: publicaciones que no contenían información de interés, a pesar de respon­der a los términos de búsqueda o a la combinación de ellos; publicaciones relacionadas con experiencias cuyos contextos de intervención no eran de educación superior, publicaciones relacionadas con experiencias cuyos diseños investigativos distan radicalmente del enfoque de AC.

iii Se identificaron y seleccionaron sesenta artículos para el análisis, organizados en dos bloques: Bloque A, constituido por 30 artículos del archivo acopiado principal que superaron los filtros de inclusión y exclusión y; Bloque B, constituido por 30 artículos adicionales que corresponden al referente de mayor citación o reconocido como referente principal en cada documento del Bloque A.

iv Se exportaron los textos completos al software de análisis de datos cualitativos con módulo de minería de texto T-Lab 9. Los artículos seleccionados, que corresponden a la ventana de observación , conforman el corpus principal Bloque A , que se amplió con treinta artículos adicionales asociados a los textos referentes Bloque B , y que fueron base en relación con el re­ferente conceptual para que cada producto de nuevo conocimiento que conforma la muestra se realizara.

El contenido de los artículos se sistematizó en fichas de acopio de información conformadas por comandos como: referencias principales, supuestos, método, ca­tegorías e inferencias. El procesamiento de la informa­ción se dio bajo tópicos como el número de registros según los asuntos de investigación, a partir de bigra­mas o palabras claves múltiples.

El estudio se cataloga como una revisión siste­mática exclusivamente de evidencia cualitativa; se re­conoce que las revisiones de este tipo en el área de la educación son escasas, dado que lo común es en­contrar revisiones que determinan si las intervenciones educativas son efectivas comparadas con un grupo de control, para después calcular el tamaño del efecto mediante metaanálisis.

Limitar la estrategia de búsqueda de un tema a la lógica de revisión sistemática cuantitativa, con muestras aleatorias representativas, excluye la identificación de estudios con evidencia cualitativa al exigirles exhaustivi­dad y representatividad; este aspecto conlleva no poder comprender senti­dos sobre comportamientos y representaciones del tema abordado.

Así, el desafío para este trabajo fue el de encontrar una estrategia para minimizar el riesgo de sesgo o calidad metodológica en la búsqueda de evidencia cualitativa, y que se obtuviera un panorama holístico de la recuperación de información cualitativa. La apuesta fue la de utilizar dos criterios de selec­ción que generaron un grupo A y un grupo B; el bloque A fue por ecuación de búsqueda y el bloque B por búsqueda adicional dirigida, soportada en un muestreo cualitativo de bola de nieve en la selección de documentos de referentes conceptuales del bloque A que tenían mayor solidez y relevancia en calidad de aportes teóricos.

Adicionalmente, se hace la salvedad de que la utilización de dos crite­rios de selección no fue por la necesidad de ampliar el número de artículos para realizar el análisis, dado que hay un margen significativo de estu­dios que se pudieron aprovechar mediante la utilización de los términos de búsqueda y con los criterios de inclusión originales; esta consideración metodológica abordó la necesidad de tener grupos separados para que complementaran la naturaleza variada y difusa de la evidencia cualitativa Centro Cochrane Iberoamericano, Estos dos grupos de textos que conformaron el corpus documental fueron pensados en clave del enfo­que de síntesis paralela para evidencias cualitativas Centro Cochrane Ibe­roamericano, , p.

Esta síntesis de evidencias cualitativas fue el insumo para el análisis temático. Los artículos revisados asociados al tópico aprendizaje colaborativo mediado por TIC identifican varios tipos de estudios, discriminados en el cuadro 1 , y reflejan múltiples formas de abordaje investigativo.

Estas for­mas constituyen un insumo en la identificación de elementos significativos en la implementación de estrategias educativas que utilicen tecnologías para la dinámica de colaboración.

Cuadro 1 Tipos de estudio Fuente: elaboración propia. De la muestra determinada, se pudo observar que la reflexión metodológica sobre AC se concentra en países como España 13 artículos , Argentina 5 artículos y Estados Unidos 30 artículos , es decir, a estas latitudes responde el mayor número de las contribucio­nes seleccionadas en este estudio.

Los artículos analiza­ron supuestos teóricos que arrojaron inferencias para el entendimiento del contexto del AC mediado por TIC en ambientes universitarios; este abordaje tuvo en cuenta tanto la forma de constitución de los grupos de tra­bajo, como los elementos culturales presentes.

En este ejercicio, se infirieron marcos de significación que per­mitieron entender los casos estudiados a partir de un mapeo y extracción de las principales unidades léxicas, a través de un análisis estadístico multivariado, que se realizó con el apoyo de la herramienta de análisis lin­güístico computacional.

En correspondencia, la figura 1 muestra un clúster temático que proviene de opera­ciones estadísticas enunciadas de las fichas de acopio de información de los artículos del bloque A y el B. Figura 1 Concurrencia en clúster por palabras de artículos publicados Fuente: elaboración propia.

El plano cartesiano de la figura anterior expresa un análisis de correspondencias desde una tabla de contingencia con unidades de observación léxica.

Así, el propósito de la figura es mostrar posibles relaciones que generen una cadena de significado encerrada en un asunto semántico. La concurrencia mostrada repre­senta una extracción de palabras en agrupaciones te­máticas por análisis factorial, la cual genera un insumo para la definición de tres tendencias temáticas en el procesamiento de la información: i Elementos sustan­tivos del aprendizaje colaborativo lexemas de color naranja.

ii Concepto y metodología del aprendizaje colaborativo lexemas color rojo y azul. iii Recursos lexemas color verde. El trabajo con el corpus documental se basó en un análisis cualitativo de temáticas que tuvo un apoyo previo en un análisis estadístico factorial ex ante a la codificación libre y manual.

El procesamiento automá­tico para clasificar el cúmulo del léxico existente en los documentos seleccionados se refleja en la figura 1 que arrojó, de manera automática, cuatro espacios identificados con color diferente en el que se pudieron ubicar clústeres temáticos inferidos.

Del plano cartesiano se infirieron tres unidades de contexto o agrupaciones temáticas desde ese pri­mer espacio de colores del eje, para establecer cuáles palabras eran concordantes semánticamente y cuáles excluyentes.

Se tomó la decisión de fusionar los espa­cios de color azul y rojo, dado que presentaron una homogeneidad interna de algunos términos del factor en la orientación de construir conocimiento bajo rutas de la enseñanza interactiva en el establecimiento de vínculos para la colaboración grupal. En la figura 1 se puede apreciar la adición de óvalos que se trazaron con el propósito de marcar una delimitación de la presencia de los tres clústeres temáticos, los cuales no provienen de una medida es­tadística, sino que se plantearon bajo la función de ubicarles términos para plantear áreas posibles de congruencia entre el factor y las palabras.

Se hace la claridad de que la totalidad de este estudio no es emergente, que el procesamiento automático de in­formación solo estuvo dado para el análisis de clúster y mapas de similitud semántica. Estas dos operaciones fueron independientes, una no es derivada de la otra; por tanto, no se puede determinar la simultaneidad de aparición de términos de la figura 1 con las figuras 3 , 4 y 5.

Además, son operaciones estadísticas que solo se utilizan ex ante del procedimiento manual de rea­grupación, identificación e interpretación de términos.

En el procesamiento de la información, se generó una segmentación de asuntos temáticos, que fueron producidos con la asistencia del software para redes sociométricas.

La reorganización de la información de conglomerados expuesta en la figura 1 fue refinada, jerarquizada y clasificada en agremiaciones con mayor correspondencia, con el objeto de contribuir a dar res­puesta a la pregunta de investigación del trabajo.

En consecuencia, en la figura 1 se muestra la representa­ción gráfica de las contingencias entre la información de cruces de entidades como los autores con las pala­bras contenidas en sus artículos que está asociada a la identificación de tropos y patrones sobre el AC.

Los cruces de información del análisis propuesto para el bloque A están soportados en una tabla de doble entrada: columnas asociadas a los nombres de los autores y filas que corresponden a la lista de las palabras utilizadas con mayor frecuencia de las tres unidades de sentido enunciadas figura 2.

Figura 2 Autores del Bloque A relacionados con ejes temáticos Fuente: elaboración propia. Para el bloque B de artículos se configuró el cuadro 2 , que muestra las agrupaciones temáticas en las que se insertaron los principales referen­tes en los textos estudiados del bloque A.

Adicionalmente, se organizaron los referentes correlacionados con las tres unidades de sentido enunciadas; esto permite apreciar la relación de autores con períodos determinados.

Cuadro 2 Autores del bloque B relacionados con ejes temáticos Fuente: elaboración propia. Inferencias asociadas a los elementos sustantivos del AC. En los trabajos de Sue Bennett, Andrea Bishop, Barney Dalgarno, Jenny Waycott y Gregor Kennedy y Roman Kozel, Vojtěch Klézl y Pa­vlína Pawlasová , como referentes directos relacionados con el tema del AC, se genera una proposición sobre la existencia de un cambio radical en los espacios universitarios, se trata de una apuesta por consolidar la interacción académica de los actores para generar la creación de conoci­miento desde la participación activa y la colaboración estructurada; esta condición permite entender el trabajo en colectivo como una actividad que propicia la innovación educativa.

Adicional, los autores plantean que el desarrollo de la competencia para propiciar el AC en los estudiantes se amolda para tratar de suplir las necesidades individuales sujetas a objetivos de aprendizaje enunciados en los programas académicos.

En estos escenarios, la interacción de los actores educativos, sopor­tada en acciones individuales y colectivas, va desde la aceptación de la participación voluntaria de los estudiantes para generar acopio e intercam­bio de información hasta la generación de habilidades para potenciar el aprendizaje.

El estudio de Roman Kozel, Vojtěch Klézl y Pavlína Pawlasová , que respalda estas condiciones, indagó percepciones de los discen­tes sobre interacciones a través de plataformas de red social se presentan valoraciones sobre la actitud de los estudiantes en relación con emociones positivas, negativas y neutrales con respecto a la interacción grupal.

Del estudio, se infiere que la actitud de colaborar es base para la planificación del aprendizaje colaborativo, bajo la apuesta de involucrar a los educandos para que vivencien un proceso de comunicación que se presenta como base de una auténtica colaboración entre pares.

Adicionalmente, desde el estudio se expone que las estrategias de AC son comprendidas y asumidas por los estudiantes universitarios como el entramado para generar, inno­var, entretenerse y encontrar utilidad en el trabajo grupal mediado por TIC y para vivenciar discusiones coherentes.

La reflexión sobre el proceso de AC posiciona la apuesta de situar, en las actividades individuales, compromisos en el contexto educativo en el que el desafío sea obtener logros colectivos. De ello, y desde los aportes de Sonia Vázquez, Irene Garrigós, José Norberto Mazón, Estela Saquete y Rubén Izquierdo se plantea que: i El rendimiento individual poten­cia los resultados grupales que se obtienen en el proceso de aprendizaje y comunicación en actividades colectivas y ii La conversión de las oportu­nidades individuales en espacios para generar beneficios orientados a la construcción de significados en conjunto es un elemento sustantivo del AC.

En este mismo sentido, Michele Biasutti enuncia que las activi­dades colaborativas en las que se utilizan aplicaciones digitales, posibilitan experiencias en las que se negocia la comprensión de significados y se genera apoyo mutuo entre los discentes en el proceso de aprendizaje.

Por su parte, los autores Guadalupe Álvarez y Marta López ; Verónica Baena-Graciá y Vicente Padilla-Valencia ; Evgeny Bogdanov Freddy Limpens, Na Li, Sandy El Helou, Christophe Salzmann y Denis Gillet ; Vanesa Delgado-Benito y Raquel Casado-Muñoz ; Alexander Herrera, Darío Rodríguez y Ramón García-Martínez ; Akram Abood Jaffar ; Jari Laru, Piia Näykki y Sanna Järvelä ; Luisa M.

Regueras, Elena Verdú, María Jesús Verdú y Juan Pablo de Castro-Fernández ; Ashley Robinson, Catherine T. Amelink y Holly M. Matusovich ; Gemma Tur y Victoria I. Marín ; Sonia Vázquez, Irene Garri­gós, José Norberto Mazón, Estela Saquete y Rubén Izquierdo plan­tean mejoras en la comunicación en el aula, desde la apuesta colectiva de apropiar y maximizar un proceso de aprendizaje basado en la escucha.

Aquí, el intercambio de esfuerzos para el desarrollo de actividades de colaboración se sostiene en la emergencia de las potencialidades didácticas para la construcción de conocimiento en entornos colaborativos. En la figura 3 se muestra la asociación discursiva del concepto de AC como recurso lingüístico con otras palabras.

El análisis de similitud arrojó la aparición de sustantivos que establecen relación por un índice de proximidad de un umbral de palabras con el término de trabajo cola­borativo: aprendizaje colaborativo, actividad, compartir, información, con­texto, curso, conocimiento , entre otras. De esta mirada, se establece una asociación por adyacencia y resulta que las palabras compartir y sistema tienen mayor probabilidad de preceder o seguir al término raíz del gráfico, dado que su distancia es proporcional a su grado de semejanza, relevancia, fuerza y significatividad.

De esto se puede inferir que el trabajo colabora­tivo está asociado a actividades de producción y transmisión en colectivo. Figura 3 Palabras asociadas con trabajo colaborativo Fuente: elaboración propia.

La cocreación cognitiva en espacios de aula se sostiene en equipos de docentes que interactúan y evidencian una participación enriquecida de los estudiantes, mediante la deliberación constante y la discusión con argumentos.

Desde la didáctica de agradar al estudiante, la situación colaborativa permite involucrar la participación consciente y voluntaria de aceptar compartir. Estamos hablando de situaciones ideales para los espacios de apren­dizaje pues los artículos generan cargas densas de orientaciones para el que quiera diseñar entornos colaborativos de aprendizaje.

Desde esta perspectiva, la discusión central sobre la propuesta de los autores enun­ciados se sostiene en cómo adaptar los espacios de aprendizaje cuando las posibilidades educativas para el AC no son las adecuadas.

Estos autores resuelven la cuestión, con la propuesta centrada en propiciar en el estu­diante una cultura de compartir intereses comunes, en el que se presente como la base para generar una comunidad de aprendizaje sostenida en la aceptación y la interrelación, en la que la actividad esté mediada por los docentes.

El complemento de tareas entre estudiantes que se establece como hábito, se cimienta como el andamiaje del estilo de aprendizaje colabo­rativo que se relaciona con los conceptos de colaboración y cooperación; el primero, percibido desde el estilo de vida de contribuir y respetar a sus pares; el segundo, visto el trabajo en grupo como base para dar cumpli­miento a una meta propuesta.

Sonia Vázquez, Irene Garrigós, José-Nor­berto Mazón, Estela Saquete y Rubén Izquierdo enuncian que el AC en entornos virtuales de aprendizaje está asociado a la posibilidad de elevar el rendimiento académico de los estudiantes con diferentes estilos de aprendizaje en la situación concreta de procesar y retener el conoci­miento.

El compromiso del docente en la apropiación del AC, por parte de los estudiantes, está dado en sus posibilidades concretas para construir una comunidad de aprendizaje para el trabajo grupal con altos niveles de aceptación entre los miembros.

La interacción entre pares basada en el intercam­bio de conocimientos se enriquece desde la adecuación del sentido de las responsabilidades que se adquiere en el trabajo en equipo y en el refuerzo de la actitud de colaboración. Sue Bennett, Andrea Bishop, Barney Dal­garno, Jenny Waycott y Gregor Kennedy plan­tean que las relaciones cooperativas de estudiantes se ven mediadas por tensiones inherentes que emergen de las apuestas individuales; empero, enuncian que pueden ser superadas desde la potencialidad del es­fuerzo colectivo en relación con concretar fines de aprendizaje.

Una participación de los estudiantes en el AC está dada por el grado de motivación que tengan para materializar los intereses del colectivo.

En la enunciación de los elementos sustanti­vos del AC, las motivaciones intrínsecas y extrínsecas se posicionan como significativas para la creación de sinergias que generen competencias organizativas para potenciar la experiencia individual en el trabajo en grupo.

Inferencias asociadas al concepto y metodología del aprendizaje colaborativo. La fundamentación teórica y metodológica aso­ciada al aprendizaje y al trabajo colaborativo se en­trevé en los estudios de Silvia María Arguedas-Méndez , Montse Guitert y María Pérez-Mateo , Yeona Jang , Rodrigo Martínez, Francisco Cor­zana y Judith Millán Estas investigaciones exponen los constructos conceptuales sobre la inte­racción social orientada al desarrollo de competen­cias para el aprendizaje colaborativo y sustentan esta elaboración en el concepto de aprendizaje activo Hu­ber, , p.

En esta exposición de aprendizaje activo, Sonia Vázquez, Irene Garrigós, José-Norberto Mazón, Estela Saquete y Rubén Izquierdo enuncian que la ex­perimentación didáctica está basada en interacciones asincrónicas que favorecen la autonomía del discente en las tareas grupales.

Estos conceptos se asimilan en la apuesta de las plataformas web de intercambio de información, en las que por medio de interacciones y vínculos se construye la base de la sociedad digital. El estudiante se ve envuelto en la necesidad de generar competencias técnicas para acceder a las interacciones con sus pares, mediadas por el uso de las TIC.

Las estrategias de apropiación del aprendizaje, desde el planteamiento de Jari Laru, Piia Näykki y Sanna Jär­velä y desde la orientación de lo metacognitivo, se sustentan en la producción de conocimiento en el marco del trabajo grupal desde: i La autorreflexión mediante la promoción al discente para que genere explicaciones, plantee preguntas y proporcione com­prensiones de lo aprehendido y ii Las dificultades ge­neradas, que discuten con sus pares.

De esta manera se acercan al entendimiento compartido y a la producción de conocimiento en colectivo. Los autores Naghmeh Aghaee y Cristina Keller ; Evgeny Bogdanov, Freddy Limpens, Na Li, Sandy El Helou, Christophe Salzmann y Denis Gillet ; Vanesa Delgado-Benito y Raquel Casado-Mu­ñoz ; Irene Garrigós, José Norberto Mazón, Es­tela Saquete, Marcel Puchol y Paloma Moreda ; Annika Agélii Genlott y Åke Grönlund ; Alexan­der Herrera, Darío Rodríguez y Ramón García-Mar­tínez ; Akram Abood Jaffar y Jari Laru, Piia Näykki y Sanna Järvelä plantean que la apuesta de espacios de enseñanza-aprendizaje desde el esquema de sociedad-red o red temática basados en el enfoque del constructivismo social, persigue la obtención de inteligencia colectiva en las interacciones asociadas a procesos de formación.

La construcción de vínculos entre discentes se asume como un reto del AC. La promoción de la interacción se soporta en que el docente ayude al estudiante a generar el refi­namiento de competencias transversales para adquirir conocimiento en actividades de aprendizaje grupal.

En la figura 4 , se muestran las asociaciones dis­cursivas de la noción de AC como recurso lingüístico con otras palabras. El análisis de similitud arrojó sus­tantivos que establecen la relación con el aprendizaje colaborativo, así: comunicación, actividad, colaboración, tarea, interacción, enseñanza, estrategia , entre otros.

Al establecer una cercanía con la palabra virtual, se puede inferir que el AC está mediado y promocio­nado por el uso de las TIC. En ello, y desde la literatura de casos estudiados, hay una postura del discente que enuncia que en­contraron empatía en la concreción de este tipo de aprendizaje mediante el uso de plataformas, dado que les facilita la interacción y la creación de intensos vínculos afectivos y emocionales.

Figura 4 Palabras asociadas con aprendizaje colaborativo Fuente: elaboración propia. Una de las metodologías de la didáctica universitaria sobre el AC está orientada al intercambio de opiniones en el desarrollo de tareas de grupo, facilitado por el docente.

Desde esta perspectiva, el concepto de enseñanza interactiva se sustenta en la seguridad de que los discentes coo­peren entre sí, para dar solución a las labores asignadas. Esta cooperación se facilita por medio de las tecnologías educativas, cuyo reto es superar su uso instrumental y posicionar a las TIC como potenciadores del aprendi­zaje.

Rodrigo Martínez, Francisco Corzana y Judith Millán plantean que los recursos digitales que facilitan el trabajo y el aprendizaje colabo­rativo ofrecen una posibilidad única de inducir un reforzamiento mutuo entre educación y sociedad digital, al crear sinergias a favor de la excelencia en la innovación educativa.

Inferencias asociadas a los recursos del aprendizaje colaborativo. Los aportes de Verónica Baena-Graciá y Vicente Padilla-Valencia ; Irisysleyer Barrios y C. Luisa Casadei ; Benjamin Gan, Thomas Menkhoff y Richard Smith , Ángel Germán Heredia-Caballero ; Wen-Hao Huang, Denice Ward Hood y Sun Joo Yoo ; Diego Levis ; Antoni Meseguer-Artola, Eduard Aibar Puentes, Josep Lladós Mas­llorens, Julià Minguillón Alfonso y Maura Lerga Felip ; y Juan Carlos Monsalve-Gómez y Luz Amparo Granada-de Espinal se orientan a la utilidad de los recursos digitales que ofrecen servicios personalizables en diseño y se asocian a espacios virtuales dirigidos al entorno del AC.

El he­cho de que el estudiante tenga acceso a interfaces web de AC con recursos como el acopio de información posibilita optimizar el tiempo gastado en la elaboración de sus entregables de trabajo y, de esta manera, potenciar el ritmo de aprendizaje. Las herramientas web para asistir la dinámica grupal posicionan el nuevo rol del estudiante como actor en línea, en que el con­texto tecnológico institucionaliza prácticas educativas interactivas.

En esta perspectiva, la adopción de las tecnologías educativas interactivas —como los foros— y la utilización de las aplicaciones para el trabajo colectivo — por ejemplo, Documentos de Google— posicionan a los estudiantes con el rol de generar agencia basada en la capacidad de actuar en el AC, para dinamizar su participación en el desarrollo de las asignaturas.

Por otro lado, está la disponi­bilidad de plataformas en línea que permiten diseñar entornos virtuales de aprendizaje, como Edmodo, Sakai, Gnoss, Moodle y ScriPro, y sitios web, como Flickr y Wordpress. La utilización de tecnologías educativas posibilita la configuración de ambientes de aprendizaje en los que se cohesionan las interacciones entre los estudiantes.

La tecnología viabiliza que se den mejoras en el aprendi­zaje desde la movilización de voluntades a la participación activa con base en una didáctica educativa por medio de instrumentos, aplicaciones y ob­jetos virtuales agradables y familiares a sus estilos de aprendizaje.

La animación en los videos, el diseño creativo de contenidos, apli­caciones integradas como la habilitación de correo electrónico y el uso del muro de redes sociales se presentan como recursos innovadores en entornos de colaboración educativa. Estos escenarios de interacción con múltiples herramientas TIC favorecen una comunicación digital desde el enfoque del aprendizaje social en la enseñanza universitaria.

Adicional, la incorporación del chat, YouTube, la prensa digital, los foros electrónicos, los wiki o los juegos educativos hacen parte de la instancia de un contexto educativo en el que tienen estudiantes que transitan de ser receptores pa­sivos a inmigrantes digitales.

Los enunciados de Guadalupe Álvarez y Marta López e Irene Garrigós, José Norberto Mazón, Estela Saquete, Marcel Puchol y Paloma Moreda plantean que el potencial de las redes sociales se concentra en permitir al estudiante continuar con la interacción luego de finalizados los horarios convencionales de estudio.

La usabilidad de una plataforma posibilita la comunicación y el intercambio de información, pues acceden a la aplicación en tiempos de ocio y, entre otras cosas, es factible intercam­biar materiales de aprendizaje; este aspecto crea un espacio de comuni­cación constante para el AC.

Por todo esto, la participación activa en los espacios tradicionales de aprendizaje puede ser mediada por TIC para re­forzar las actividades de construcción de conocimiento y el afloramiento de preguntas problémicas, y acercar al estudiante a la construcción de com­petencias investigativas a través del fomento del debate, el acercamiento a fuentes de información y la colaboración mediante la coevaluación y la discusión crítica de los trabajos entre pares.

Por su parte, Evgeny Bogdanov, Freddy Limpens, Na Li, Sandy El Helou, Christophe Salzmann y Denis Gillet estudian el uso de plataformas colaborativas basadas en la aplicación Graaps y plantean que su uso per­mite combinar la flexibilidad de un contenedor de medios sociales con aplicaciones de aprendizaje, en que los datos utilizados por los estudiantes son tomados por el docente para investigar el potencial de los medios sociales en la educación superior para fines de aprendizaje y gestión del conocimiento.

La comunicación de los estudiantes en los espacios virtuales se orienta hacia la deliberación de temáticas de acuerdo con intereses pro­pios.

Estos entornos de aprendizaje, fundados en el intercambio de conte­nidos, tienen presente los ritmos de aprendizaje que se optimizan en pro de la colaboración. En la figura 5 se muestran las asociaciones discursivas del concepto de TIC con otras palabras.

El análisis de similitud generó la aparición de términos que establecen la relación con la noción TIC y son: comunicación, facebook, correo, entorno, espacio, tecnología, enseñanza , entre otros aspectos.

Aquí, se establece una cercanía con la palabra integración; de esto se puede inferir que, con el uso de TIC, no se intenta deslocalizar los procesos de aprendizaje significativo fuera del aula presencial, sino que su finalidad es integrar los espacios presenciales y virtuales para que se compagine con las necesidades actuales de los estilos de aprendizaje de los estudiantes.

Figura 5 Palabras asociadas con TIC Fuente: elaboración propia. Finalmente, se evidencia que la mediación docente para la creación de conocimiento, desde la dinámica grupal en línea, plantea la incorpora­ción de los recursos de las tecnologías modernas como archivos de tweets y de hashtags que permitan identificar la conformación de comunidades de colaboración.

El hecho de que los estudiantes dominen los recursos electrónicos está asociado al planteamiento del aprendizaje en línea com­petitivo, que se soporta en el uso y apropiación de herramientas digitales interactivas para la organización, comunicación y creación de contenidos.

Los estudios de literatura científica abordados proporcionaron una imagen del tipo de producción y de la consolidación de objetos de estudio en un campo temático específico: El AC en entornos de educación superior con incorporación de TIC, ello desde una ventana de observación de a Una de las inferencias de este trabajo es dejar de visualizar las TIC como objetos exclusivamente instrumentales, dado que los constructos pedagógicos que sostienen el trabajo colaborativo se orientan al construc­tivismo; por tanto, las TIC están anidadas a un andamiaje de técnicas, re­cursos y estrategias educativas.

En estos escenarios, el uso de herramientas de tecnologías educativas solo aporta a la generación de eventos significa­tivos de aprendizaje cuando se soportan en metodologías que favorecen el desarrollo de actividades grupales mediante la oferta de espacios para el despliegue y la convergencia de opiniones, además de potenciar las aulas de manera didáctica.

Aquí, el uso de los medios digitales es una apuesta para la construcción de una sociedad digital desde las vinculaciones entre discentes que establecen una comunicación interpersonal que se puede potenciar para la configuración de competencias de investigación y gestión del conocimiento con la aplicación de protocolos o rutas para agenciar el pensamiento crítico.

El trabajo en colectivo es la base para desplegar proyectos de in­novación educativa en los que la colaboración entre pares sea genuina y se planifiquen acciones para el cumplimiento de objetivos grupales, que repercutan en la potenciación del aprendizaje individual y en la adecua­ción a los ritmos de aprendizaje.

En la literatura, el AC se presenta como un proceso comunicativo que entretiene y, a la par, genera actividades de producción cognitiva que promueven actos de habla y acciones de escucha fundamentales para la consecución de objetivos de aprendizaje.

El actor estudiante genera interacciones con el par, para dar y comprender significaciones de su realidad.

La literatura presenta el compartir y el construir conocimiento colectivo como una ruta para la acción colectiva en la que se configuran comunidades de aprendizaje en entornos colaborativos.

Otra consideración final se basa en la comprensión de que las ex­periencias particulares del estudiante en el AC se presentan como colec­tivas y orientadas a la cooperación. En este escenario, la acción colectiva de los actores educativos posiciona las TIC como recursos pedagógicos en un ambiente interactivo mediado.

De otro lado, en el aprendizaje co­laborativo se promueve un estilo activo de aprendizaje que moviliza el compromiso de los actores en la transición de lo individual a lo colec­tivo y orienta el aprendizaje como una construcción social. La apuesta colaborativa estructura grupos de trabajo de estudiantes para movilizar sus competencias individuales y colectivas en medio del intercambio de saberes y prácticas.

Como resultado del abordaje de la literatura, surgieron hallazgos de conocimientos teóricos y el afloramiento de proposiciones para reconcep­tualizar y describir las temáticas que se anidan en los estudios sobre el aprendizaje colaborativo. En términos amplios, esta revisión de literatura permitió presentar discusiones asociadas al dispositivo pedagógico para generar AC y, de esta manera, se recupera el sentido genuino que deben tener las tecnologías en pro de la consolidación de proyectos de innovación educativa.

Para la apertura a próximos trabajos, se proyecta superar la debilidad del estudio asociada a no tener contrastes de las inferencias enunciadas con respecto a resultados que salgan de un estudio deductivo, por la exploración de artículos de investigación cuantitati­vos que usan un procesamiento de metaanálisis.

Esta dinámica permitiría ampliar las asunciones o generar preguntas teóricas con respecto al objeto de estudio, pasando de lo inductivo a lo deductivo.

El ideal es que esta apuesta investigativa, a futuro, proporcione pará­metros para diseñar lineamientos de intervención que orienten la organización de roles activos en el AC me­diado por TIC soportadas en metodologías participa­tivas enriquecidas en una dinámica de alfabetización digital que reduce lo instrumental de las herramien­tas y las lleva a potenciar posibilidades didácticas para la construcción de conocimiento en el entorno de la educación superior y de esta manera incidir en la construcción de capacidades para la implementación de experiencias significativas, posicionadas como innovaciones educativas orientadas por el aprendizaje activo.

Algunas de las estrategias que se privilegian en la revisión y que pueden servir como base para la implementación de innovaciones incluyen: aprendizaje basado en problemas, aprendizaje basado en proyec­tos y resolución de casos; todos ellos relacionados con la incorporación de tecnologías interactivas asociadas con: i la resignificación de la práctica educativa y la facilitación de procesos de escritura colaborativa y la comunicación a través de redes sociales y ii la media­ción al aprendizaje social y activo, y a la producción de conocimiento con base en la construcción de vínculos para promover eventos de cocreación cognitiva.

Aghaee, N. Ahn, T. The Impact of Web Quality and Playfulness on User Acceptance of Online Retailing. Álvarez, G. Análisis del uso de Fa­cebook en el ámbito universitario desde la pers­pectiva del aprendizaje colaborativo a través de la computadora.

EDUTEC, Revista Electrónica de Tecnología Educativa , 43, Arguedas-Méndez, S. El Facebook como apoyo a la docencia universitaria: experiencia educativa en un curso de cálculo. Revista Elec­trónica Educare, 20 1 , Avgeriou, P.

Towards a Pattern Language for Learning Management Systems. Baena-Graciá, V. Refuerzo y desarrollo de competencias mediante la ela­boración de una campaña real de marketing: la FormulaUEM [Formula Student de la Universidad Europea de Madrid].

REDU, Revista de Docen­cia Universitaria , 10 1 , Barkhuus, L. Student Socialization in the Age of Facebook. New York, New York: Association for Computing Machinery, ACM.

Barrios, I. Promoviendo el uso de Google Drive como herramienta de trabajo colaborativo en la nube para estudiantes de ingeniería. Revista de Tecnología de Información y Comunicación en Educación , 8 1 , Bautista-Pérez, G.

Di­dáctica universitaria en entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje. Madrid: Narcea. Bennett, S. Im­plementing Web 2. Biasutti, M. The Student Experience of a Collaborative E-Learning University Module. Bogdanov, E. A Social Media Platform in Higher Education. En P roceedings of the IEEE Global Engineering Education Conference EDUCON , , Brindley, J.

Creating Effective Collabo­rative Learning Groups in an Online Environment. The International Review of Research in Open and Distributed Learning, IRRODL , 10 3 , Carlsen, S. Conceptual Modeling and Composition of Flexible Workflow Models. PhD Thesis, Department of Computer Science and Information Science, Norwegian University of Science and Tech­nology, NTNU, Trondheim, Norway.

Centro Cochrane Iberoamericano, traductores Manual Cochrane de Revisiones Sistemáticas de Intervenciones , versión 5.

Barcelona: Centro Cochrane Iberoamericano. Cohen, V. A Reexamination of Feedback in Computer-Based Ins­truction: Implications for Instructional Design. Educational Technolo­gy , 25 1 , Cuesta-Morales, P.

Utilizando herramientas de la Web 2. En XIV Jornadas de Enseñanza Universitaria de la Informática , JENUI ,

Plataforma Social para Jugadores Colaborativos uses cookies to personalize content, tailor Colabofativas and improve the Colaboratibas experience. By using our Interacciones Colaborativas en Apuestas, you agree to Innteracciones collection of information through the use of cookies. To learn more, view our Privacy Policy. edu no longer supports Internet Explorer. To browse Academia. edu and the wider internet faster and more securely, please take a few seconds to upgrade your browser. Ignacio Aguaded. Interacciones Colaborativas en Apuestas

Author: Zulkikazahn

1 thoughts on “Interacciones Colaborativas en Apuestas

  1. Es ist schade, dass ich mich jetzt nicht aussprechen kann - ich beeile mich auf die Arbeit. Ich werde befreit werden - unbedingt werde ich die Meinung in dieser Frage aussprechen.

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com